Terrorismo

gun

Mientras viajar dos mujeres sea considerado “viajar solas” y eso explique que las maten, hablaré de terrorismo machista. Mientras tenga miedo si voy sola por la calle a que me acosen, me agredan o me violen por ser mujer, simplemente por ser mujer, hablaré de terrorismo machista. Mientras tenga que cuidarme de que digo o como me visto o donde voy por ser mujer, simplemente por ser mujer, hablaré de terrorismo machista. Mientras los medios digan que una mujer apareció muerta y el asesino dejó una nota diciendo que la había matado él. Mientras cada día exista una noticia sobre hombres que agreden y violentan a sus parejas, hablaré de terrorismo.

Mientras cada día haya una mujer asesinada o agredida por un hombre, o ella, o sus hijos o su nueva pareja… hablaré de terrorismo machista. Cada día.

 

 

Mientras cada vez que una mujer sea violentada, muerta, golpeada, esclavizada, prostituida, perseguida, insultada, acosada, encerrada, abortada, vendida o mutilada por ser mujer haya un imbécil que cuente su versión de lo malas que son ellas, hablaré de terrorismo machista.

 

No tenéis ni puta idea, hombres, de lo que es vivir en estado de sitio, sabiendo que estás en peligro, cada día de tu vida, solo por ser mujer. No sabéis lo que es vivir sabiéndote objetivo del terrorismo, como víctima mortal o como víctima de la violencia invisible que sustenta ese paradigma. No tenéis ni idea de lo que es tener que mirar detrás de vuestra espalda para que no os sigan, pensar que no debes subir a casa de una amiga porque sabes de otros a los que violaron por confiar demasiado, no sabes lo que es saber que si te desmayas o te emborrachas te pueden violar hasta matarte, no sabes lo que es que todos tus amigos hayan sido insultados, manoseados, rodeados y amenazados por mujeres con las que no querían acostarse, no sabes lo que es que cada hombre que conozcas haya temido por su vida por una mujer. Todas las mujeres han sufrido violencia y agresiones sexuales, de diferente intensidad. Todas. Todas hemos temido que nos maten o nos violen solo por ser mujeres.

No sabes que es que cada uno de los hombres que conoces haya sufrido una agresión sexual o abusos o chantajes o amenazas sexuales. No, no niego que te hayan podido pasar esas cosas, pero no vives temiendo que eso vaya a pasarte porque, ¿sabes?, cada día pasa, cada día, miles de mujeres sufren porque hombres las consideran víctimas de su sistema de terror.

 

Y esto no va de sexos, ni de géneros. Va de terrorismo. De una ideología que sustenta el terrorismo. Una ideología que, como hombre, como ser humano, tienes que rechazar y expresar, clara y contundentemente que sabes que sucede. No basta con ponerte un lazo para repudiar los asesinatos, tienes que posicionarte cada día en contra de los maltratadores de todo tipo, de los que no alzan la voz, de los que miran a las niñas con lujuria, de tus amigos, los misóginos y los cerdos que sostienen ese sistema ideológico terrorista. ¿Entiendes? Cada vez haces un comentario desafortunado, cada vez que niegas el machismo, cada vez que le ríes la gracia a un cerdo, contribuyes al terrorismo.

Mireia Long