De víctima a superviviente

Ayer vi la película ” Los fuegos fatuos” de Louis Malle, que trata sobre un tío que desde casi el principio de la película sabes que se va a suicidar. Y sí, finalmente, se suicida
Luego busqué en Instagram los tags #depresión y #suicidio y encontré muchas cuentas anó nimas de adolescentes. Chicos y chicas que se quieren suicidar. Que se cortan con cuchillas. Que mienten a sus psiquiatras. Ques están medicadxs. ,Que son víctimas de acoso y maltrato. De abuso sexual (aunque a veces no le saben poner nombre).
Querido, querida: Si te suicidas, solo les vas a dar la razón a todos los que te han conseguido colocar donde estás. Tú no estás loca, ni desequilibrado, ni eres débil. Solo eres una persona sensible. Ellos son unos psicópatas. Solo un psicópata o un perfecto hijo de puta necesita machacar a otra persona para sentirse superior,
En cuanto a cortarse con cuchillas, ¿quién soy yo para decirte que no lo hagas? Sé lo liberador que es. Sé que se convierte en una adicción. Sé que sirve para soltar emociones que no se pueden contener: angustia, rabia, culpa, impotencia, soledad y una sensación intensa de vacío.
No te voy a decir que todo pasa. El dolor no pasa. Siempre está ahí, como una herida de guerra. Cuando crezcas, no vas a ser una persona feliz. Pero vas a poder hacer algo con ese dolor. Poesía, música, fotografía, arte, cine. Puede que incluso te paguen por ello, y bien. Pude que inspires a otras personas. Puede que ayudes a otras personas como tú, como yo, como nosotros.
Tampoco te voy a decir que llegará alguien que te quiera. El amor no es la respuesta. Si no te rescatas tú, no te rescata nadie. Ni te voy a decir que confíes en tus padres porque a veces los padres son el problema, porque tú y yo sabemos que hay padres narcisistas, negligentes, maltratadores, abandónicos , sobreexigentes, perfeccionistas.
Solo te puedo decir que yo he estado allí, y ahora estoy aquí Que me siento muy cerca de ti. Que me da vergüenza que las cuentas cuquis y de todo felicidad puedan tener nombres y apellidos y que cuentas como la tuya tengan que ser anónimas, Que el dolor no debería ser motivo de vergüenza ni debería esconderse debajo de una alfombra. Que espero que pronto te quites la etiqueta de víctima y te pongas la de superviviente.