Cocinar vegano es fácil. Lentejas con piña y escalivada

Resultado de imagen de verduras

Vivir sin carne no es dificil. Vivir sin absolutamente ningún productor de origen animal lo es un poco más y por eso yo no critico a quien no lo haga, porque sé que es francamente complicado , pero no es imposible. Si cocinas en tu casa todos los días, es fácil. El problema se plantea cuando sales de casa. Y te ofrecen tortilla de patatas y repostería y chocolate… Y todo lleva huevo o … o vete tú a saber qué lleva.

En cualquier caso, repito, si cocinas en tu casa, puedes vivir sin enterarte siquiera de que no consumes nada de origen animal. En mi perfil de instagram yo voy colgando lo que cocino cada día. Voy a ver si de vez en cuando me acuerdo de colgarlo aquí también

 

 

Receta de la escalivada: 1 pimiento rojo, tres cebollas, 1 cabeza de ajos, 3 tomates, aceite de oliva virgen extra y sal

 

Elaboración: Lavamos y secamos el pimiento y los tomates. Colocamos todas las verduras en una bandeja para horno, menos los tomates que los introduciremos más tarde en el horno, y las regamos con un chorro generoso de aceite de oliva. Asamos en el horno precalentado a 170ºC durante una hora, dando la vuelta a las verduras de vez en cuando para que se asen de forma homogénea. Pasado ese tiempo incorporamos los tomates a la bandeja, ya que estos se cocinan en menos tiempo. Media hora después las verduras ya estarán listas. No obstante dependiendo del tamaño de las verduras y del horno, comprobaremos que están verdaderamente en su punto. Dejamos enfriar para poder quitar la piel y pepitas al pimiento .De mismo modo, quitamos las capas exteriores de las cebollas y las troceamos. También sacamos, presionando ligeramente, los dientes de ajo de la cabeza asada. Vamos disponiendo todos los ingredientes en un plato, al que añadiremos una pizca de sal gruesa marina y el aceite del asado. Hay quien también le añade unas gotas de vinagre.

 

 

 

 

 

 

Lentejas con verduras y piña —–> 1 vaso y medio con lentejas pardinas (aproximadamente 375 gramos) 1 cebolla mediana Medio pimiento verde (de los de asar) (unos 150 gramos) Medio pimiento rojo (de los de asar) (unos 150 gramos) 1 zanahoria grande (unos 100 gramos) 3 dientes de ajo 4 cucharadas de aceite de oliva (unos 40 ml) 1 hoja de laurel 2 cucharadas pequeñas de pimentón dulce 1 litro y medio de agua sal. Piña

 

—- Enjuaga las lentejas y ponlas en una olla con el litro y medio de agua. Añade una hoja de laurel, el pimentón dulce y una cucharada pequeña con sal. Pon a fuego medio. Pela la cebolla y los ajos. Trocea ambos y ponlos en una sartén con el aceite de oliva.

Deja que se pochen un poco y luego deja que se doren.

A continuación pon los ajos y la cebolla en el vaso de una batidora pero intentando que el aceite se quede en la sartén.

Añade un chorrito de agua al vaso de la batidora y bate bien. Incorpora esta mezcla a la olla con las lentejas. Corta en trocitos el pimiento verde y el rojo y ponlos en la sartén donde hemos dejado el resto del aceite de la cebolla y el ajo.

Añade media cucharada de sal y saltea durante unos minutos.

Luego añade la zanahoria pelada y cortada en trocitos. Si fuera necesario añade una pizca más de aceite de oliva.

Cuando las verduras estén en su punto (eso va a tu gusto) apaga el fuego y resérvalas. Cuando las lentejas estén tiernas (suelen tardas unos 45 minutos en olla normal) aparta del fuego. Añade las verduras que teníamos reservadas y remueve bien y prueba de sal. Si fuera necesario añade un poco más. Deja que repose todo 5 minutos

Y ahí, justo al final, añades la piña en trocitos muy pequeños. Suena a aberración pero de verdad está buenísimo