QUE SE JODA

En 1995 Carlos Fabra fue proclamando presidente de la Diputación tras las Elecciones Municipales de ese mismo año, tal y como lo habían sido anteriormente su padre, su abuelo, su bisabuelo, los hermanos de su bisabuelo y su tío-tatarabuel.

Carlos Fabra colocó a su hija Andrea Fabra(a dedo), que entonces tenía con 21 años en la ejecutiva provincial de su partido. Cuando la niña ni siquiera había acabado Derecho. (eso me hace dudar de que el sistema de partidos en España sea del todo limpio
a veces). Con 34, sin haber ocupado más cargo que ése, su padre la colocó de nuevo, esta vez «por libre designación» (a dedo) como senadora por Castellón.

Como vemos, una dinastía..

El presidente de la Diputación de Castellón, ese «político ejemplar», que dijo Rajoy, llevaba nada menos que siete años alargando un proceso judicial por el que ya han pasado nueve jueces. Desde que el juzgado número 1 de Nules abriera diligencias para investigar la posible comisión de varios presuntos delitos contra la Administración pública y, posteriormente, un posible fraude fiscal, se han practicado un sinfín de pruebas e interrogatorios y en la instrucción han participado hasta nueve jueces, dado el
carácter temporal de la plaza, y cuatro fiscales. Cada juez iba abandonando
la plaza y cediéndosela a otro que la abandonaba a su vez a favor de otro que… En fin.

La Fiscalía pedía quince años de cárcel por soborno, tráfico de influencias y fraude fiscal. Ser ha quedado todo en cuatro años.

Fabra ha sido incapaz de explicar de dónde vienen 5,3 millones de euros que han aparecido en 94 cuentas bancarias a su nombre. Carlos Fabra tampoco ha explicado
también cómo le ha podido tocar siete veces la lotería (2,2 milloncejos de euros de nada). La compra de billetes premiados es un método habitual utilizado para blanquear «dinero no justificado», según los expertos. A cambio del boleto ganador, la persona que quiere lavar dinero ofrece un sobreprecio al tenedor original del premio, que al
estar exento de tributación permite dar salida a los fondos.

aaaaaa. fabra

Según los expertos, la probabilidad de ganar el gordo del sorteo de la lotería de Navidad es de una entre 16,5 millones. Que te toque siete veces por tanto es de una entre… saquen ustedes calculadora.

Según los peritos, Carlos Fabra también se olvidó de declarar al fisco 1,7 millones
de euros de nada.

La sentencia contempla como atenuante las “dilaciones indebidas”, todas ellas provocadas por el propio Fabra y su estrategia de defensa. ¿Cómo es posible que la sala reduzca la condena al acusado por dilaciones y obstrucciones diversas cometidas por el propio acusado? Por otro lado, los delitos más graves que las pruebas han evidenciado de forma abrumadora dejando al juez elementos suficientes para la condena, esto es, los delitos tráfico de influencias y cohecho, han sido descartados y solo se le condena por fraude fiscal. Contra toda lógica. Como a Al Capone.

El aeropuerto de Castellón abrió sus puertas en marzo y aún no ha visto un avión. Más probable es que siga así por un tiempo, por lo que aún se está debatiendo si conceder una licencia. Fue construido con la mirada puesta en la promesa de los parques temáticos de futuro que todavía están por llegar, por lo que las previsiones son sombrías. En su entrada preside el desierto paisaje una estatua de veinticuatro metros del artista Juan Ripollés que representa al eximio Carlos Fabra, ex presidente de la Diputación de Castellón y actual presidente de la Generalitat Valenciana, que encargó el proyecto y ha
sido varias veces investigado por corrupción.

Los gastos que lleva generados: más de 155 millones de euros en su construcción, 30 millones en publicidad, 35 millones al año en mantenimiento y 84.000 euros anuales en el sueldo del director general, Juan García Salas, que, evidentemente, no dirige nada.
Sin contar la enorme escultura del eximio, que ha tenido un coste de 300.000 euros

aaaaaaa. fabra estatua

Aquí, el adefesio-

2 comments for “QUE SE JODA

  1. Tania
    26 Noviembre, 2013 at 09:31

    Hay un error en el texto. Carlos Fabra no es el actual presidente de la Generalitat Valenciana, es Alberto Fabra, son personas distintas y aunque también es de Castellón, no son familia.
    Por cierto que Alberto Fabra tampoco parece trigo limpio, pero bueno eso en la Comunidad Valenciana es lo habitual… que vergüenza.

  2. nekane
    26 Noviembre, 2013 at 19:52

    los valencianos de a pie son igual de majos y buena gente que todos los demás, el 15M fue un gran triunfo en Valencia, yo estuve allí, y solo allí en la entrada del Oceánografic he visto una chica encadenada en defensa de los animales en cautividad a parte de muchos valencianos vistiendo camisetas en protesta de sus mandatarios, día sí, día también

Comments are closed.