PPSOE, MATRIMONIO DE CONVENIENCIA

ppsoe-1

Por David Hernández

Felipe González y Miguel Arias Cañete han sembrado una de las polémicas sobre la continuidad del bipartidismo durante la primera semana de la campaña electoral al Parlamento Europeo. En sus formaciones, han lamentado las palabras de ambos personajes porque pueden dañar considerablemente la imagen ya desgastada de los dos partidos.

González y Cañete han afirmado que PP y PSOE podrían aliarse si fuera preciso. Lo hacen en un momento en el que el bipartidismo ha comenzado a debilitarse por la corrupción política y la indignación que ésta está generando entre los ciudadanos. El resultado de los comicios del próximo domingo pueden ser sorprendentes, ya que las encuestas dan resultados muy dispares. Lo que está claro es que el bipartidismo se debilita mientras los partidos minoritarios ganan fuerza. Todo indica que el 25 de mayo crecerán formaciones como IU y UPyD e irrumpirán en el Parlamento Europeo nuevos partidos como Ciudadanos, Equo o Podemos.

Las gaviotas se han molestado con el candidato del PP al Parlamento Europeo al considerar que este tipo de afirmaciones sobran cuando se tiene una mayoría absoluta. En Ferraz, el enfado ha sido mayor. Después de que Felipe González se mostrara partidario de un gobierno de concentración entre las dos formaciones, Alfredo Pérez Rubalcaba negaba tajantemente la posibilidad: “No mientras yo sea secretario general.” Mentía. En el Foro Arekuna, al que asistieron una veintena de periodistas, hace unas semanas comentó en petit comité que “conocía la operación en marcha,” según publica El Confidencial Digital. “Rubalcaba habló de esa operación como una posible solución al auge de los partidos minoritarios.”

La ruptura del bipartidismo podría suponer el final de la picaresca. Además de acabar con la corrupción, podría cambiar el sistema tal y como lo conocemos actualmente: fin de las diputaciones, que son un coladero para enchufar amigos, familiares y militantes de partidos; se fusionarían los pequeños municipios, reduciendo el número de políticos y empleados públicos de libre designación, recortando a su vez la cantidad económica que perciben los partidos; cambiaría la ley electoral, convirtiéndose en un sistema de votación más justo; y, desaparecerían muchos de los privilegios de los que gozan los políticos.

El PP y el PSOE están aterrados. Tienen tanto miedo que, además de pedir el voto para los partidos viejos, mintiendo descaradamente al decir que votar a un partido minoritario es tirar el voto a la basura, no se cortan a la hora de amenazar a los miembros de las demás formaciones. Hace algunas semanas, el ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo le dijo a Rosa Díez (UPyD): “Si alguna vez ponéis en riesgo el bipartidismo, el PP y el PSOE nos aliaremos y, entonces, os aplastaremos como se aplasta una nuez.”

El PP y el PSOE, quienes siempre nos han hecho creer que se odiaban, en realidad, todo este tiempo han estado jugando a engañar a la población. Lo único que les importa es mantener su chiringuito para seguir lucrándose sin importarles en absoluto el bienestar social. Para ello, están dispuestos a celebrar su enlace matrimonial, lo que nos queda por saber es si será una boda religiosa, civil o por la vía penal.

Twitter: @_davidhernandez

1 comment for “PPSOE, MATRIMONIO DE CONVENIENCIA

  1. Encarni
    19 mayo, 2014 at 16:39

    Estos dos partidos se esfuerzan en hacernos creer y sentir que España está dividida en dos, y que ambos partidos defienden intereses y principios diferentes. Pero, como tú dices, los dos tienen un objetivo fundamental, qué es sacar tajada del poder que se les otorga.

    El hecho de que ahora hablen de una posible alianza echa por tierra todos los argumentos que utilizan en las campañas electorales, que se basan siempre en atacarse unos a otros. Como tú, yo también me siento engañada pues todo lo que nos han vendido durante todos estos años de democracia se desvanece en una sola frase.

    Los ciudadanos tenemos que entender que el bipartidismo existente es la base de la corrupción y del poder absoluto del PPSOE. Las únicas armas para vencer esto que tenemos los ciudadanos son la manifestación y el voto. Al derecho a la manifestación ya le han puesto sus cortapisas con la ley mordaza. Pero el voto está en el tejado de cada español y ejercer este derecho debería ser nuestra obligación en los tiempos que corren. Yo voto desde que tengo mayoría de edad y siempre he sido consciente de que para exigir responsabilidades primero hay que cumplir con nuestra obligación, que es votar.

    Los integrantes del PPSOE hablan de la crispación de los ciudadanos con la clase política, pero no es así. Yo no estoy crispada con la clase política en general, sino harta de estos dos partidos políticos que no han hecho otra cosa de beneficiarse de su situación de poder. Yo no estoy harta de políticos como la señora Rosa Diez que propone medidas concretas contra la corrupción política, y que no se dedica a criticar a otros partidos sino a explicar sus propuestas; luego las podrá cumplir o no pero por lo menos las dice. También estoy crispada con la gente que se queja de la situación de crisis y se queda en casa sin votar. Estoy crispada con que la gente vota a los partidos de siempre sin importar la pésima gestión que hayan hecho.

    En fin, indignados creo que somos muchos actualmente, por eso no podemos desaprovechar la oportunidad de alzar nuestra voz el 25 de Mayo.

Comments are closed.