Penalizada por mujer inteligente

DOS INFORMES DE LA GENERALITAT  CONSIDERABAN A DOS MUJERES NO APTAS PARA ADOPTAR POR SER

DEMASIADO INTELIGENTES

Ambos informes fueron impugnados. Las dos mujeres pudieron finalmente adoptar

por EVA CORNUDELLA, ABOGADA

 

Días atrás Lucía Etxebarria colgaba un post en Facebook y en Twiter sobre el tema de la

superdotación y las personas con altas capacidades.

 

Soy abogada, y tengo una anécdota que ilustra perfectamente el tema.

 

Hace años acudían a mi despacho personas y familias que habían obtenido una denegación de

idoneidad para la adopción. Ahora, con la crisis y la actual normativa en esta materia, los

procedimientos han descendido.

Con razón de este tema he recordado dos casos en concreto. Dos que me alarmaron

especialmente por las menciones especialmente despectivas que contenían los informes de

idoneidad de la Administración sobre el perfil de las solicitantes de adopción.

En los dos casos el objeto de acoso y derribo eran mujeres.

Una era monoparental, la otra tenía pareja.

Del hombre poco dijeron, salvo que era un santo varón que tenía la desgracia de

tener que aguantar a la bruja de turno.

Y es que la bruja en cuestión era condenadamente inteligente, por supuesto.

 

sorpresa

 

En el caso de la monoparental ella era una doctora científica, profesora de universidad,

inteligentísima. Era soltera. Y vestía como quería. No iba a la moda, por decirlo de alguna

forma.

Gran parte del informe psicosocial se centró en estos dos ejes:

– Está soltera y viste extraño, ergo es antisocial. Algo le pasa.

– Es demasiado científica. Su discurso es muy concreto y frío. Es excesivamente fría por

lo que no va a empatizar con un menor.

La otra, como he dicho, tenía pareja pero estaba dotada de un CI altísimo y una capacidad de

palabra extraordinaria. Él era parco en palabras. Además ella era especialmente sensible con

las causas sociales y participaba en alguna ONG.

El diagnóstico fue:

– Es una dominatrix. Habla ella y él sigue su proyecto. El proyecto de pareja no es de los

dos. Ella le domina.

– Ella habla mucho de su CI por lo que es narcisista.

– Ella habla mucho de su compromiso con las causas humanitarias. Eso significa

(¡agarraos!) que más que por altruismo, se dedica a ello por propia satisfacción

personal. Vuelta al narcisismo.

– Pero es que además (por si fuera poco), aun considerando que fuera altruista, siempre

le haría pagar al menor la deuda de haber sido adoptado. (Aguanta eso).

Ambos temas fueron a juicio. Otros psicólogos y los jueces valoraron a estas mujeres como

claramente idóneas para adoptar. Y ambos temas se ganaron con unas sentencias preciosas.

Por ello puedo decir que creo que a las dos se las discriminó por ser inteligentes y por no

estar dentro de los cánones.

 

INTELIGENTE.gif

 

Vuelvo al inicio:

Días atrás Lucía Etxebarria colgaba un post en Facebook y en Twiter sobre el tema de la

superdotación y las personas con altas capacidades.

El tema levantó ampollas. Los comentarios mordaces e insultantes inundaron su muro a la

velocidad del vértigo.

El tema merece cierta atención y detenimiento.

La red se inunda cada día de fotografías de mujeres poniendo morritos (a mí me

parece una expresión algo ridícula, pero se ve que está muy de moda), o marcando todo lo que

se puede marcar. Por ejemplo la típica foto sacando trasero, arqueando espalda (cualquier

traumatólogo alertaría que eso acabará con una hiperlordosis de miedo) y con melena cayendo en cascada

, a poder ser hasta la cintura (cosa que se consigue si, efectivamente, te cargas la espalda a base de

arquearla).

Esas fotos reciben un montón de likes y de comentarios del tipo: “guapa”, “tú más”,

“preciosa”, “tú”, etc.

Nadie contesta: “creída”, “¿te crees muy guapa?”, “soberbia” o “pues yo te veo algo de

celulitis en las cartucheras”.

A mí no me importa que haya quien disfrute con ello,  quien goce a la hora  de exhibirse

quien se sienta bien recibiendo tales muestras de aceptación. A fin de cuentas, uno se debe a su público y hay

público para todo.

El caso es que si cuelgas una foto en bañador y estás dentro de los cánones, te llamarán guapa,

Si estás fuera de los mismos, pobre de tí. Porque entonces se reirán, te insultarán y te dirán que

“pobre desgraciada, cómo se te ocurre poner esa imagen, con la pena que das”.

Pero ay de ti si se te ocurre decir que eres inteligente o que sacas buenas notas o que te han

felicitado por un trabajo. Ojo con ese asunto porque es poco probable o al menos muy

minoritario que te contesten: “felicidades”, “perfecto”, “nos encantas”, “me alegro”, y recibas

un montón de likes.

En esos supuestos, o el post pasa sin pena ni gloria, o si eres medianamente conocido puede

que hasta arremetan furiosamente con el propósito, supongo, que ridiculizar y hundir.

Lo intelectual ofende y fastidia. Y si eres mujer aun parece que escueza un poco más.

 

SMART GIRL

 

Feliz día de la mujer. Feliz día de las mujeres que no entran en los cánones.