PALAGÜER, LAS BAMBAS DE MODA

Antes de que surgiera el fenómeno hipster, a algún pijo se le ocurrió calzarse las alpargatas de su abuelo y las puso de moda. Un calzado barato y muy fácil de combinar al que ni Yves Saint-Laurent se pudo resistir.

alpargatas-hombre

Por David Hernández

Zapatos-hombre-Benetton-Campaña-veranoAntes de que surgiera el fenómeno hipster, a algún pijo se le ocurrió calzarse las alpargatas de su abuelo y las puso de moda. Así fue como en el barrio de Salamanca combinaban los polos de Lacoste, con el jersey de Ralph Lauren al cuello y los pantalones blancos del mejor lino con unas baratas palagüer (abreviatura de “pa’ la huerta”). El esparto se antepuso a la goma de los náuticos.

Los pijos extendieron la moda al resto de los mortales. El esparto no es nada cómodo y te regala durezas en la planta del pie. Tampoco faltan las heridas a los costados, provocados por las costuras de la alpargata. Sin embargo, su bajo coste y los múltiples colores hacen inevitable caer en la tentación de comprar varios pares cada verano.

sandalia-espardenyaAl igual que la fregona y el chupa-chups, las alpargatas nacieron en España. El museo arqueológico de Granada conserva la alpargata más antigua encontrada en nuestro país. Existe documentación sobre este calzado desde el siglo XIII.

10151328_715552688488741_4961085202139528073_nLas alpargatas o esparteras se fabrican utilizando una lona fuerte, con suela de cuerda de yute o cáñamo. En la actualidad, se ha industrializado su tejido y se emplean hilos de nailon y suela de caucho. Aunque este verano llegan nuevas propuestas en algodón, punto, macramé, cuero, rafia, ante o, incluso, la piel de serpiente o avestruz que presenta Loewe.

El origen de las alpargatas parece ser pirenaico. Sin embargo, rápidamente sería expandida por todo el territorio nacional. Forman parte del traje típico de numerosas regiones y han sido utilizadas en el ámbito cultural en lugares como el País Vasco o Navarra, tanto en la danza como en la práctica de deportes rurales.

20120517103055109_dantzari-eguna

Antiguamente, las suelas de las alpargatas las fabricaba el alpargatero a domicilio, trabajando la suela de cuerda trenzada. Las costureras añadían la lona y las cintas, que se utilizaban a modo de cordón.

yves-saint-laurent2Fue en la segunda mitad del siglo XX cuando la alpargata evolucionó gracias al giro que le dieron los diseñadores. Se convirtió en un calzado más sofisticado, tanto es así que, el mismísimo Yves Saint-Laurent presentó un modelo particular, con tacón, para las fiestas parisinas. Fue toda una revolución.

Las palagüer no serán cómodas, pero, sin duda, es un calzado fresco, barato y muy fácil de combinar. Pero, sobre todo, es un calzado con historia.

Twitter: @_davidhernandez