NOS ESTAMOS ENVENENANDO

Cada día ingerimos una gran cantidad de pesticidas a través de frutas y hortalizas. Lavarlos bien no es suficiente para eliminar este veneno que, a largo plazo, puede generar graves problemas de salud a quienes los consumen habitualmente.

fruit-pesticides11

Por David Hernández

Las intolerancias alimenticias y las alergias están a la orden del día. Durante los últimos años, han crecido este tipo de problemas de salud. En parte, se debe a la mala calidad de los alimentos. Sin darnos cuenta, cada día ingerimos una gran cantidad de pesticidas. Las sustancias con las que rocían los alimentos se quedan en ellos y dañan a quienes las consumen. Algunas actúan como agentes carcinógenos, disruptores de hormonas o neurotóxicos, que dañan el cerebro y el sistema nervioso. Además, los pesticidas se acumulan en la grasa como un mecanismo de defensa, por lo que favorecen al sobrepeso.

Entre los problemas que causan los pesticidas en los alimentos, se encuentra la dificultad de aprendizaje. Los niños que están más frecuentemente expuestos a una pequeña cantidad de organofosfatos son más propicios a desórdenes de hiperactividad y déficit de atención.
También afectan al sistema nervioso. Los síntomas incluyen exceso de salivación, dolores de estómago, vómitos, estreñimiento y diarrea.
Los pesticidas hallados en los alimentos cultivados comercialmente pueden estar ligados a algunos casos de cáncer de mama.
Los pesticidas debilitan el sistema inmunológico. Reducen los números de glóbulos blancos y linfocitos que combaten enfermedades, volviendo a sus cuerpos incapaces de aniquilar bacterias o virus.

El grupo defensor del medio ambiente Environmental Working Group (EWG) de Estados Unidos ha elaborado una lista de las frutas y verduras más tóxicas según su concentración de pesticidas: manzanas, apio, fresas, duraznos, espinacas, nectarinas, uvas, pimientos dulces, patatas, arándanos azules, lechuga, berza, cilantro y pepino.

alimentos-sin-pesticidas

Por mucho que se limpie la piel de los alimentos, siempre quedan residuos. Por eso, la solución  es comprar alimentos ecológicos. A veces, no se puede por la dificultad de encontrarlos o por el elevado coste. En ese caso, una solución puede ser quitar la cáscara a la fruta y a la verdura.

También se puede reducir la cantidad de pesticidas poniendo a remojo durante media hora estos alimentos en cuatro tazas de agua, una taza de vinagre, un cuarto de bicarbonato y  el zumo de un limón.

Twitter: @_davidhernandez

1 comment for “NOS ESTAMOS ENVENENANDO

  1. nekane
    25 junio, 2014 at 15:36

    tomo nota de tu receta! no tenía ni idea!… pero las pieles son porosas- absorventes luego.. funcionará¿?

Comments are closed.