Más o menos dotados

Gracias a todos los que escribisteis al diario El Periódico, porque os han hecho caso y han publicado la carta.
Una lectora puntualizó que no debería decir ” menos dotados” al referirme a los niños con Síndrome de Down y que debería haber dicho ” menos dotados intelectualmente”, y creo que tiene razón. Debería haber puntualizado. Un niño con síndrome de Down puede tener muchos dones ( empatía, afectividad, etc..) . Puede. No existe ninguna razón consistente para apoyar la idea de que sólo hay un tipo de personalidad uniforme en el síndrome de Down. Como cualquier otro niño, un niño síndrome de Down tiene una personalidad tan única. Como la puede tener un niño superdotado. Hay Downs encantadores y Downs que no lo son, hay superdotados majísimos y superdotados que no lo son. Hay niños con un CI normal que son un encanto y otros a los que yo no aguantaría tres minutos en casa. La personalidad de un niño no tiene nada que ver con su CI. Lo importante es que todo niño o niña tiene derecho a la educación. Y un niño diferente tiene derecho a que esa diferencia se reconozca y a que se le atienda según sus necesidades.

Las personas nacemos con una herencia de nuestros padres, una carga genética que forma las bases de nuestra personalidad,  con una tendencia clara hacia unos rasgos determinados. Una tendencia. No un rasgo determinante. . Desde el momento del nacimiento la personalidad se va formando en un continuo proceso de búsqueda y definición de la propia identidad. Este proceso se va completando durante los años de la infancia y adolescencia, a través de las experiencias y el aprendizaje de cada uno.

Por eso lo que tenemos que hacer, es aceptar cualquier carácter, sea del tipo que sea, y buscar las cosas buenas  que haya en él, enseñando a nuestros hijos que cualquier tipo de personalidad es normal y aceptable y darle orientaciones para modular algunos aspectos del carácter. .

La personalidad no la forja la persona,  se forja a partir  el cumulo de experiencias que vivimos. Por ello debemos cuidar que los niños y niñas vivan y crezcan en un ambiente agradable, con sentido del humor ante los fallos, con aceptación

Un niño amado es un niño amable

http://www.elperiodico.com/es/entre-todos/participacion/superdotados-este-pais-ser-demasiado-inteligente-estigma-69000
—-