LO QUE LE SALE DEL BOLO

milá2

Mercedes Milá no tiene límites y, además, se la pela. La presentadora de Gran Hermano no vio ningún impedimento para no agarrarle el paquete en su día al reportero de Sé lo que hicisteis Jordi Mestre. De la misma forma, le ha metido morreos a varios de sus ex concursantes, como Matías, Gonzalo ó Pepe Flores, porque ella lo vale y hace lo que le sale del bolo, en sus propias palabras. De la misma forma, exige que le toquen los pechos ó enseña el trasero si así le apetece.

El pasado lunes, durante la séptima gala de Gran Hermano 14, la Milá apareció en nuestras pantallas con algo que no era un escote, sino una llamada de atención tipo “Mira qué tetas tengo y te las pongo en toda tu cara”. A sus 61 años, la periodista se encuentra encantada con su físico y además quiere que todos lo sepamos y seamos consciente de que no tiene nada fuera de su sitio. Ante los mensajes de concursantes de anteriores ediciones pidiéndole que se subiera la cremallera, Mercedes tuvo un brote de inspiración cremalleril, reivindicando que el cacharrito está para subirlo y para bajarlo, llevando ésto a la práctica y enseñándonos el total de su anatomía, cubierta por un conjunto negro de ropa interior que lamentó que no diseñara una amiga suya a la que le compra bragas.

¿Era ésto necesario? Estamos de acuerdo en que Gran Hermano es un espectáculo, pero es muy discutible que la gente lo vea para presenciar los espectáculos de su presentadora cada vez que a ésta le da un calentón. Es conocido que la actual edición del concurso de la vida en directo no goza de la audiencia de años anteriores, por lo que imaginamos que la Milá la habrá querido subir con un momentazo erótico festivo y deleitador. Lástima que la mayoría de los telespectadores se encontrasen en ese mismo momento viendo La Biblia, que fue líder de audiencia.

milá1

Milá no tiene ningún problema a la hora de poner a parir a concursantes como Noemí, de la anterior edición, por los espectáculos dados en Gran Hermano. Quizá olvida que si esto no ocurriese, su programa lo vería Rita la Cantaora. Lo malo de no descocarte a los veintipico, es que a lo mejor te da por hacerlo a los sesenta, como a ella.

Imaginemos por un momento que se cambian las tornas. El presentador de Gran Hermano es un señor de taitantos, lo que podríamos calificar en Asturias como un vieyo berriondo, sin ningún problema en mostrarnos su trasero, porque ya dice Mercedes que “no hay culo que no pueda ser mostrado”. Este hipotético caballero, cada vez que se topa con una expulsada de buen ver, le mete un morreo, le pide que eche mano a  sus atributos y le agarra la entrepierna. Agradable, ¿no?

Es cierto que ningún concursante masculino se ha quejado públicamente de la sobona presentadora, ¿pero qué pasaría si lo hiciera? ¿Se le tacharía de exagerado, calificando lo que hace la Milá de broma? ¿Nadie pensaría que se quiere forrar de estar entre tíos jóvenes y que un hombre se puede sentir exactamente tan molesto como una mujer si le plantan un morreo deseado de forma unilateral?

Está muy bien ser liberal y no actuar según el qué dirán, siempre y cuando no nos olvidemos de algo que se llama empatía. Y de que no, Mercedes, ni es agradable verte las tetas ni la gente sigue Gran Hermano con la esperanza de que te descoques. Te lo puedes ahorrar ó dedicarte a ello profesionalmente, porque no viene a cuento y es muy prescindible. Que sí, que estás muy bien físicamente, pero esto no es Qué apostamos, que la gente lo tragaba hasta el final para ver el remojón de la Obregón.

10 comments for “LO QUE LE SALE DEL BOLO

  1. nekane
    29 Marzo, 2013 at 10:16

    Vamos a ver… qué pasa? está perdiendo valores la naturalidad?, pues ni más ni menos que así nos vá!, lo que es discutible es el programa en sí, pero ahí está porque tiene su éxito, no? y ella se lo curra, buena en lo que le echen, Mercedes lo dá todo, agradecidos deberíamos estar de que haya alguien que sea cien por cien como es!, anda que hay poco que aprender de ella, otra cosa es que resulte “feo” ver un cuerpo entrado en años, el cual por mucho que a ella le convenzca o asuma porque no tiene otro, la gran mayoría rechaza porque no entra en los cánones, vamos que no es la bar rafaelli para enseñar y dar gusto con ello, quién falla? ella o quienes la critican? …así nos vá!

    • lucia
      31 Marzo, 2013 at 19:36

      totalmente de acuerdo! Me ha parecido tremendamente machista este comentario… o sea que si fuera modelo todo el mundo hablaría de sus excentricidades, pero se supone no nos gusta porque claro, no está bien visto que una señora de 60 años enseñe el cuerpo, que eso les corresponde a las de 18… basta ya de lolitismos en nuestra sociedad, las señoras de 60 también tienen tetas, culo y también tienen sexualidad, igual que las de 18, mal que le pese al patriarcado. Yo no veo Gran Hermano ni ganas que le tengo, pero en eso, en esas acciones tengo que felicitar a la Milá, por hacernos ver otras maneras.

  2. 30 Marzo, 2013 at 20:18

    Flipo con la bipolaridad de esta Milá. Lo mismo te desenmascara a un pederasta que enseña el culo. Lo bueno de esta mujer es que sea como sea es transgresora, no se puede negar. Pero ofrecer como importante y vital los temas de un show televisivo donde varios analfabetos y personas con patologías mentales severas se despiojan cual manada de macacos en documental, pues le resta credibilidad a la larga. No se puede estar en misa y repicando.

  3. sue
    30 Marzo, 2013 at 21:09

    GH es lo que es, así que a mi parece muy ad hoc con el programa lo que hace Milá. Particularmente no me gusta, pero me la pela (como a ella) lo que haga. Eso sí, para mi hace años que perdió puntos como profesional. Como persona no la conozco así que no opino.

  4. Cristina
    30 Marzo, 2013 at 21:52

    Parece que todo lo que hace la Milá es motivo de crítica y un blanco fácil. A mí me resultó muy divertido lo que hizo, ella es el tipo de persona que puede hacer algo así y resultar natural y graciosa. Con la cantidad de tías florero o tíos ordinarios que abundan como presentadores en todas las cadenas, es genial ver a alguien así en pantalla porque es un soplo de aire fresco. De hecho, yo sí creo que el concurso merece mucho más la pena con la Milá de presentadora y me encanta todo lo que aporta al programa, muchas veces es lo único salvable.

    Lo de que acosa a los invitados me parece exagerado. Cuando da besos o se deja tocar por los concursantes es porque hay cierta química con esa persona o porque la situación se presta a ello. Nunca ha sido una cosa forzada, ella invita a cruzar el límite y los invitados acceden, a mi modo de ver, encantados, porque la mayoría de ellos la admiran. Al menos, yo así lo percibo como espectadora.
    ¿Que si un hombre hiciera lo que hace ella se vería mal? Pues sí, se vería mal, pero en esta sociedad tan machista en la que siempre se usa a las mujeres de objeto, porque salgamos de vez en cuando beneficiadas no creo que pase nada, la verdad. No veo a nadie que se rasgue las vestiduras cada vez que se muestra gratuitamente el físico de una mujer de buen ver en televisión o en prensa. Así que esto de censurar a la Milá por su edad, me parece bastante cínico y retrógrado.

  5. Jesús
    30 Marzo, 2013 at 23:51

    Le pilla ahora la entrevista con Cela, y le trae el barreño con agua ella misma!!

  6. Silvie en London
    31 Marzo, 2013 at 11:44

    Creo que despues de decadas de television sexista, terelus y demas mamachichos resulta muy refrescante empezar a ver como se “giran las tornas” poquito a poco. Creo que le da un poco de equilibrio a nuestra television. Y lo Mila mostrando las tetas es parte de show, hay que mantener la audiencia y el programa esta de capa caida, no creo que GH vaya diriguido a intelectuales precisamente.

  7. 3 Abril, 2013 at 09:30

    Mercedes Milá no deja indiferente a nadie. Yo estoy en el lado de los que no acaban de saber por dónde va esta mujer. Unas veces ejerce como periodista y otras como parte de un espectáculo circense. Está claro que la TV necesita un poco de ambos perfiles pero esta mujer ha creado un personaje histriónico, el suyo propio, que puede llegar a fagocitar a su persona.

  8. Laetitia
    3 Abril, 2013 at 17:47

    Habría que ver si en lugar de una mujer fuese un hombre el que hiciese lo mismo, segur que lo tachaban de cerdo salido. A mi esta señora me gusta me parece transgresora y lo veo positivo, pero ante todo hay que ser elegante, y también reconocer los límites es inteligente.

  9. raquel m. garcia
    4 Abril, 2013 at 10:23

    A mi es que esta tia me parece muy tonta, se vende como una periodista de investigacionque denuncia todo sin temer represalias, y que ha hecho? Nada porque le preparan todo y ella en una mañama graba un programa y nos lo vende. En conclusion mucho ruido y pocas nueces

Comments are closed.