LA PAREJA Y LA COCINA

por Lucía McWeeny para MENUDO NUMERITO

Encuentro cierta relación entre las etapas de una relación de pareja y
la predisposición por la cocina.

Por ejemplo, en la etapa “márketing” él/ella te invita a cenar en casa, lo prepara todo con

mucho amor y más expectativas y te deleita con una maravillosa cena. Te sirve una copa

y… (añadir cada cual lo que más le guste).

¡¡¡Los cacharros y los platos sucios ni existen en este paraíso de pasión y gastronomía!!!

En la etapa “bueno ya nos vamos conociendo y esto es mejor que lo sepas cuanto antes”, el

menú se vuelve más mundano, desaparecen los platos orientales y al final de la cena ya te

levantas y ayudas a recoger. Puede que te toque a ti servir las copas, si las hay.

Y llegados a la fase “te quiero mucho, como la trucha al trucho, pero estoy baldaico/a” te

conformas con cualquier cosa que echarte a la boca rapidita para luego acurrucarte en el sofá

a su lado.

El culmen de la relación amor/cocina llega a su plenitud tras cinco años de vida en común. Ese

momento en que te tiemblan las piernas cuando el (perdonen que me coma el “/ella”, aún no

se presenciado el caso aunque no digo que no exista) pronuncia la frase “cariño/churri/amor/

cielo hoy voy a hacer una paella”. Que podría traducirse, vas a comer como una reina pero la

cocina va a quedar hecha un asco.

Y aquí permitidme que me ponga del lado de las mujeres y hablo por experiencia propia:

La diferencia entre sexos en la cocina es el estado del “después”.

Y me viene a la cabeza lo que he leído en más de una ocasión,
aquello de el hombre después del sexo se relaja profundamente…
y se queda dormido

Y la mujer queda en un estado de semi-alerta.

Claro… ,jolín, porque la mujer está pensando
¡¡¡en lo que le espera en la cocina cuando se levante!!!

Cada fase tiene su encanto, no lo pongo en duda,
pero cocinar mola y recoger no.

Lo que no entiendo es por qué las recetas de cocina no terminan con algo así como:
“sacar del horno, sazonar al gusto, servir y recoger la cocina”.

Como no confío en que los gurús de la cocina cambien sus recetas voy a incluir la instrucción

“Recoger la cocina” en las etiquetas de todos mis delantales para niños, que ya se que las

cosas están cambiando pero les vamos a dar un empujoncito.

Desde el cariño.

)

Os dejo también cómo hacer un arbolito de fieltro para navidad

)

12 comments for “LA PAREJA Y LA COCINA

  1. pili oliva
    5 diciembre, 2013 at 12:42

    Me encantan tus escritos.
    Me declaro fan tuya.
    Soy maestra de niños pequeños y siempre se escriben recetas. A aprtir de ahora voy a añadir el recoger la cocina.

  2. 5 diciembre, 2013 at 13:56

    Cada vez se confirma mas soy hombre y mi esposo mujer ….

    • LUCIA MCWEENY
      10 diciembre, 2013 at 17:19

      Bueno María, es el peligro de generalizar pero aquí lo que se trata es de echarse unas risas!

  3. nekane
    6 diciembre, 2013 at 11:06

    ja,ja divertido texto, pero típicos tópicos que diría Herrera, el cantante flamenco, eh?, pues eso! de qué quejarse, hoy día tenemos de tó, aparatito aspiramigas,máquina lavavajillas, quitagrasas, fregonas… y un larguísimo etc de ayudas, más algun@s que descargan su malestar o rabia contenida: limpiándo!!!!

    • LUCIA MCWEENY
      10 diciembre, 2013 at 17:20

      Además, Nekane, de lo que se trata es de disfrutar, ya sea comida, compañía, sexo. Gracias por tu comentario!

  4. Sus
    10 diciembre, 2013 at 17:17

    Muy divertido, tendré en cuenta lo de la última frase para añadir a las recetas, ja, ja!

    • LUCIA MCWEENY
      10 diciembre, 2013 at 17:18

      Gracias Sus, a ver si entre todas… 😉

  5. yolanda santander
    11 diciembre, 2013 at 19:15

    te ha faltado la ultima etapa, la del paso de todo, pidamos una pizza y a la cama!!! jajajajjaaj

    • LUCIA MCWEENY
      16 diciembre, 2013 at 10:45

      Qué razón tienes Yolanda! Y luego pasar la noche echándole las miguitas de pan para su lado 😉

  6. Mayte
    11 diciembre, 2013 at 22:32

    Después de 25 años….me conformo con su colaboración “puntual” cuando organizamos cenas en casa.
    Pero yo creo que actualmente, los jóvenes se implican más y sobre todo en el arte culinario, eso si, lo de “recoger”, es punto y aparte.

    • LUCIA MCWEENY
      16 diciembre, 2013 at 10:46

      Como ya aparecen como setas las escuelas de cocina, podríamos empezar una cadena de escuelas de recoger y que vayan tomando nota. Vamos, desde el cariño 😉

Comments are closed.