La madre gestante no es una vasija. Lo dice la ciencia

Resultado de imagen de epigenética

 

Querida Inma

 

Dices que ” no estás conmigo en lo de la gestación subrogada”, pero que no pasa nada

Sí que pasa

Es como si me dijeras: ” No estoy contigo en lo de hacer una ley a favor de la pederastia, pero no pasa nada”

Tú, deduzco, no has gestado y parido un hijo

Yo sí. Es un proceso muy duro. No se habla mucho del tema porque es un enorme tabú quejarse del embarazo

Pero es un proceso durísimo

El niño que nace no es de quien puso el óvulo. Experimentos hecho en epigenética y en bebés ovodonados demuestran que la gestación influye tanto o más que la genética- Si durante esos nueve meses de embarazo la madre consume drogas, si está mal alimentada, si está sometida a estrés. si escucha música clásica, si escucha rock-. Se ha han hecho experimentos de todo tipo que demuestran que la gestación CREA al bebé. Y los que venden la gestacion subrogada lo saben. Lo saben hasta tal punto que se obliga a la madre, sí, repito LA MADRE, a estar monitorizada todo el tiempo

Tú me puedes dar el mejor donante de óvulos y semen del mundo, pero si yo fumo durante el embrazo , si tomo drogas, si bebo, si estoy deprimida, ese bebé nacerá mañana enfermo.Es decir, cualquier científico que trabaje en investigación genética te dirá que la gestación y el parto son más importantes que la herencia en muchos casos. De manera inversa, se ha demostrado que niños nacidos de padres con psicopatías o esquizofrenia no la desarrollaban si la madre había tenido un embarazo sano y el niño se había criado en un ambiente sano

Para hacer nacer un niño por ovodonación en el laboratorio lo único que se hace es juntar óvulos y embriones. Pero lo verdaderamente importante es que a partir de ese pequeño conjunto de células nacerá un niño que su madre ha cuidado y alimentado durante tanto tiempo, como una parte de sí misma.

Y por supuesto un mal parto también condiciona a un bebé

 

Si no sabes lo que es epigenética te recomiendo que leas el libro LA LEY DEL MÁS DEBIL. Pero se ha empezado a hablar mucho a partir de que existen bebés nacidos por ovodonación, Es decir, nacidos por donación de óvulo y gestados y paridos por otro madre. Y los experimentos empiezan a darle la razón a Lamarck antes que a Darwin.

Resultado de imagen de la ley del más debil libro

 

 

Gracias a la epigenética se sabe que desde el mismo momento en el que a la MADRE ( PORQUE ES SU MADRE) le transfieren embriones ( en gestación subrogada siempre se transfiere más de un embrión)  todo el intercambio que se produce entre ellos y el endometrio, empezó a marcar su desarrollo. Las enzimas de la madre, , las protenías, la sangre, les influye en cada paso  de su crecimiento fetal. Te pongo un ejemplo: Una madre gestante que sea diabética criará un hijo diabético, incluso si los donentes de semen y óvulo no lo eran. 

 

 

Ahora mismo estudio una carrera de ciencias, en la que se incluye una asignatura de de psicobiología, en la que se estudia el papel del ADN en la herencia genética y como este es el responsable de que los hijos se parezcan a sus padres. Y también que este mensaje genético se encuentra en el núcleo de los óvulos y los espermatozoides.

 

Aunque sabemos que muchas de las características de una persona están escritas en su ADN (en concreto, en los genes que codifican la forma y función de las proteínas, la mano de obra de la célula), se sabe que la epigenética cuenta. Existe otro código que ejerce importantes efectos sobre la salud y el aspecto de los organismos, se escribe con marcadores químicos y se encuentra fuera de la secuencia de ADN. Muchas de las contingencias de la vida, como la alimentación, los contaminantes y el estrés, afectan al funcionamiento de los genes. Eso es lo que se llama información epigenética, y demuestra la importancia que el ambiente  YE EL EMBARAZO tiene en el desarrollo.

Y si se sabe que existen determinadas enfermedades que tienen un origen epigenético, Y , ATENCIÓN, QUE ESE ORIGEN EPIGENÉTICO ES MÁS FUERTE QUE EL GENÉTICO.

Más allá de eso, si no has podido entender el argumento del riñón, si no puedes entender que gestar y parir a un hijo y luego pasar por el trauma que supone abandonar a un niño al que has sentido moverte en tu vientre durante tres meses es más traumático que vender un riñón, realmente la que no te entiendo es yo a ti. Un parto natural no es un camino de rosas, pero una cesárea es un horror.  Es muchísimo peor que pasar por una operación de perder un riñón. Cualquier médico te lo dirá. Las mujeres que pasan por ello lo hacen porque están desesperadas. Tú no lo harías. 

Aprovecharse de la necesidad de otro es el nuevo esclavismo. En Estados Unidos puedes comprar un riñón, ¿ lo sabías? Igual que puedes comprar un niño, es el mismo concepto. Aquí, gracias a Dios, tenemos otros valores, y esos valores son los que quiero preservar y los que quiero para el mundo en el que vive mi hija. 

Por el mito ” es imposible adoptar” es falso. En España hay 40.000 niños en busca de familia. Eso sí, si quieres un bebé recien nacido, no lo vas a tener. Pero dime ¿ dónde está el límite de “quiero esto y me lo compro? Quiero un coche  y me lo compro. Quiero un piso  y me lo compro.  Quiero un par de tetas  me las compro.  Quiero y me lo compro.  Quiero un riñón  y me lo compro.  Quiero un bebé  y me lo compro. Tiene que existir un límite para que la gente rica no se pueda aprovechar de la necesidad de la gente desesperada.

 

La lógica de los vientres de alquiler es propia de una la sociedad en la que vivimos, en la que todo se compara y vende. Es evidente la falta o escasez de empatía, de reflexión ante las conductas compulsivas, la falta de respuesta emocional hacia el otro.

La falta de respuesta emocional hacia el otro que se evidencia en que personas que tienen 100.000 euros para comprar un bebé no se plantean ni por un minuto acoger a un niño que vive en una institución solo porque es mayor de tres años, o porque una vez al mes tendría que ver a su madre biológica o a la familia biológica. Para ellos, el bebé es como el coche: hay que comprarlo nuevo. No quieren ser padres: quien lucir a un niño.

Ser padre no es tener un bebé. Ser padre es otra cosa