GORDAS

A lo largo de esta semana, la delgadez de la cantante Shayla Dúrcal ha protagonizado distintos espacios en revistas y programas de televisión. No hay que ser un lince para darse cuenta de que esta chica no rebosa precisamente salud, pero lo más llamativo es que la frase que más se ha repetido respecto a ella es “antes estaba gorda”, “estaba rellenita”, “tenía envidia del tipazo de su hermana”.

shayla2

Me gustaría saber a mí cuándo estuvo gorda esta chica. Vamos a ver, ¿por ser una mujer con curvas o tener una hermana más delgada que tú ya eres gorda? ¿Es nuestra sociedad tan miserable que nos empuja a padecer enfermedades porque si tu peso es ínfimamente superior a la talla raquítica de los catálogos ya eres una foca?

Durante toda mi vida he llevado como máximo una talla 36 (mido 1,73, o medía, porque con los años se encoje y crecen las orejas). Hace cerca de tres años, por un cambio de metabolismo, porque el cuerpo no es igual con las diferentes edades o por lo que tuviera que ser, aumenté de forma considerable de peso. No fui apenas consciente, pero cuando tomé consciencia me había estancado en una talla 40, que es la que hoy llevo. No hubo absolutamente una sola persona de mi entorno que no me llamase gorda. Hasta los vecinos y parientes lejanos, al verme, lo primero que me decían era: “Qué gorda estás, ¿cómo te has puesto así?”. Sin embargo, creo que no hay que ser muy listo para saber que cuando le sueltas eso a una persona no le va a sentar bien y, probablemente, le harás daño.

No fueron una ni dos las veces que me fui a llorar a casa. De repente, alguien me decía en el momento más inesperado que cuántos kilos había cogido y me hacía sentir como la última de las mierdas. Si yo no tenía ningún problema más allá de ser una persona sensible, ¿por qué la gente estaba empeñada en hacerme ver que sí y me lo repetía?

De pronto, empecé a dar cortes:

-Ya, pero estoy guapísima y sigo teniendo un tipazo. Además, no pretendo estar con 30 como estaba con 20.

-Sí, he engordado y lo sé. ¿Para qué me lo dices? ¿Crees que escuchar eso sienta bien?

-Pero me miran mucho más ahora que cuando llevaba la 36, y fíjate que antes me miraban, ¿eh? ¿Y a ti?

¡Mano de santo, oiga!

Afortunadamente, mi novio me quiere más y menos gorda y me dice que mientras tenga la sonrisa que le enamoró y el mismo brillo en los ojos, el resto no le importa en absoluto. Pero, si yo no me hubiera querido a mí misma, él no hubiera podido haberlo hecho. Ni él ni nadie.

Si hubiera sido débil ante las bromas de mal gusto que tuve que aguantar de casi todo el mundo, probablemente hoy sería anoréxica o bulímica. Porque muchas veces tuve la tentación de no comer, incluso llegué a hacer dieta, sin desearlo, porque mi anterior pareja estaba obsesionada con que volviera a tener el mismo peso que cuando nos conocimos en la universidad. Hasta que un día reaccioné: ni yo estaba ya en la universidad, ni tenía ningún interés en perder peso.

Lo más gracioso es que siempre nos bombardean a las mujeres. Nunca ha sido objeto de críticas que tal o cual tío se coja unos kilos de más, pero si la que sube de peso es una chica, su aspecto físico llega al nivel de debate nacional.

Hace unos días, Pilar Rubio padeció un horroroso titular, que rezaba: “EL CUERPO 10 DE PILAR RUBIO SE TOMA UNA EXCEDENCIA POR SU EMBARAZO”.

pilarrubio

Para más inri, tan gañanesco artículo de “El Mundo” apareció firmado con nombre de mujer, haciéndonos ver que la guapísima Pilar ahora aumentaría de peso, perdería abdominales y cintura, se llenaría de estrías y celulitis… ¡vamos, que se convertiría en un cuadro, teniendo que dejar así su trono de divina de la muerte a otras bellezas sin preñar! Porque, al parecer, la maternidad nos convierte en cocos y nos quita todo lo sexy que pudiéramos resultar hasta el momento de la gestación.

¿No sería mejor realzar el encanto de las mujeres en estado? ¿Los mejores looks de premamás? Porque yo no he visto hasta la fecha a una mujer más guapa que a Catherine Zeta Jones durante sus dos embarazos.

Lo más deprimente es que a Pilar aún no se le nota el embarazo y que esta periodista se ha adelantado con un fotomontaje de la presentadora con barriga de ocho meses y una larga lista de catastróficas desdichas que le habrán de pasar de aquí a unas semanas.

Luego no entendemos por qué sigue habiendo complejos y enfermedades, pero el trato de numerosos medios de comunicación no está ayudando en absoluto a luchar contra ello. Sólo entonces podrá empezar a cambiar, realmente, la sociedad.

31 comments for “GORDAS

  1. nekane
    29 noviembre, 2013 at 19:56

    Para gustos los colores Eva!, pero vamos! que a todo el mundo nos gusta la belleza y un cuerpo estilizado lo es siempre, así como una cara joven, hay cosas que no dependen de uno y se pierden con la edad, quizás se crece en personalidad, por lo menos debería ser así y hay gente que le gusta la carne en el físico, por morbo o lo que sea! y es respetable.. yo prefiero estar estilizada, tengo bastante más edad que tú y mantengo mi talla 38 con la que empecé a vestirme al hacerme mujer, he sido madre también y NO he hecho dieta adelgazante en mi vida!, no hay más truco que llevar una dieta sana y respetable con nuestro entorno, más un respeto a los horarios de comida y voy andando a todos los lados que puedo y cuando no debo me obligo, pero nunca he pisado gimnasios, más que en la obligatoriedad del cole… pero me quiero, me respeto y me reconozco y gusto así por lo que no me dejo llevar a que se ensanchen mis medidas, ah! y mi marido se mantiene igual también y sus costumbres en el hábito de vida son las mismas que las mías… con el cuerpo se puede, con las arrugas no tanto… que le vamos a hacer, pero si te gustas te cuidas… es como con tu vestido o vaquero favorito, hasta lo remiendas si hace falta pero ahí está siempre: de fondo de armario… yo creo que perseguir estar bien contigo mismo con naturalidad y sin obsesiones es digno!, cierto que abundan los que se crecen ante nuestros “defectos” pero creo, no deja de ser una forma de aplacarse los propios y para ello tú ya has encontrado tus armas, te vá bien pues tú misma!

    • Karmen
      3 diciembre, 2013 at 18:15

      Lo de que la delgadez es siempre bella está lejos de ser cierto sino Rubens hubiese pintado otro tipo de mujer y las venus griegas no serían así.
      Es una cuestión de moda y de control sobre nosotras, ahora que la iglesia ya no nos manipula lo hacen la publicidad,los modistos,etc.
      Vamos que somos muy fácilmente controlables y vulnerables.
      El día que digamos basta ya seremos mayores de edad hasta entonces a sufrir por una talla o un pecado de más, pena ya damos ya.

  2. Nélida
    29 noviembre, 2013 at 21:26

    A ver Nekane yo soy gordita, y por extraño que te parezca los hombres se giran y me dicen cosas, impresionante ¿no?. Tengo cuerpo de reloj de arena o guitarra, o sea soy una mujer con curvas y me gusta. Jamás en mi vida he tenido la talla 38 y no ha pasado nada por eso. Obviamente no soy una persona obesa tengo una talla 42, como muchas mujeres. Resulta que la gente que me ha comentado o me ha dicho algo cunado he engordado algún kilo han sido mujeres, y es divertido constatar como en la mirada masculina eso no ha pasado. Creo que estamos muy condicionadas por la estética imperante, la de las modelos, pero yo no soy una modelo, y no pretendo serlo. Marilyn no lo era y está ahí como ejemplo de sensualidad. Siento decirte que los diseñadores, en su mayoría gays han creado a una mujer bastante irreal, y no creo que ellos apreciesen la sensualidad ni las curvas. Así que yo con mi talla te digo que llamo la aternción y gusto, no lo digo por vanidad sino para constatar un hecho; a los hombres les gusta las mujeres con curvas digan lo que digan.

    • Eva Álvarez
      30 noviembre, 2013 at 04:40

      Tal cual, Nélida. Yo no he escrito mi experiencia como autoayuda ni para ser aconsejada, estoy genial, además tengo una delantera y con la 40 sigo teniendo tipazo, tampoco pido consejos de dieta sana que me los sé todos y como tú soy más aclamada y hago babear más que todas las de la 36 juntas. Y he tenido muuuuchos años la 36.
      Como bien decía mi profesor de Música del colegio, la anorexia es consecuencia de las artimañas de los mariquitas de París.

      • nekane
        30 noviembre, 2013 at 10:35

        pues es lo mejor que se puede oír chicas! que estemos contentas con nuestro físico! a mí me ncanta la belleza en mi concepto de belleza que ya veo no es el mismo que el vuestro y tampoco soy ni he queridos ser modelo pero me gusta ser delgada y que me quepa la ropa que me gusta pues hoy hay donde elegir de verdad!, además ahorro pues las tallas pequeñas son las tallas d elas rebajas, ja,ja y no me paso con la gula ni me entretengo los días malos atiborrándome a comer, fallos que considero culpables de que perdamos nuestra talla y no el avance d ela edad… y, no me gustan los piropos, casi siempre los suelta el que vá” caliente” a mí me gusta que me digan cosas a los ojos y con los ojos…lo demás… ah! ya mi hombre no le creo nada, como él a mí tampoco porque nos vemos con el corazón, con el ojo crítico difícil…

        • nekane
          30 noviembre, 2013 at 10:42

          por cierto tambien soy de buenas curvas, noo hace falta tener la 42 para tenerlas!: tengo una 38 no una 34 y, a pesard e haberle dado pecho pasando el año no s eme ha caído el pecho y toda mi juventud he ido sin suje, ya sabéis fuí una joven del movimiento hippie

          • Laura
            2 diciembre, 2013 at 12:21

            Vamos, Nekane, que eres una diosa y no perteneces a la especie humana. Ni se te cae el pecho después de la lactancia y sigues teniendo la misma talla de siempre sin pisar un gimnasio y hacer dieta.
            Pues mira, el resto de las mortales, o al menos la gran mayoría, si quieren comer de todo tienen que hacer deporte, lo que entra dentro también del concepto de cuidar tu cuerpo y mantenerse sano, no sólo los paseitos; también nos tenemos que privar de algunas cosas para no parecer un ossobuco con el paso de los años…Pero independientemente de todo eso, un cuerpo puede ser estilizado con una talla 40 o 42, que es lo que a algunas no os entra en la cabeza. No hace falta tener una 36 para encontrar talla y estar sana y estlizada. Si piensas que por gastar una 36 todo lo que te pongas te queda estupendo, seguramente estés equivocada.
            El debate, además, no es ese. El debate es que a una mujer no se le permite engordar un gramo sin una crítica, si eres famosa de los medios de comunicación y si no de tu entorno. Pero nadie es capaz de explicar por qué para ser abogada, médico, dependienta o cajera del Aldi hay que gastar una talla 36. Aunque engordes muy poco, o mucho pero dentro de la salud, la gente no es capaz de reprimir su bocona y obviar el decirte: vaya como te has puesto.
            Y sí, el cuerpo a diferencia de las arrugas se puede cuidar, pero ya sabes lo que dicen: cara o culo

  3. Ana
    30 noviembre, 2013 at 14:48

    Buen artículo pero discrepo con lo que dicen acerca de que a los hombres no les dicen nada si engordan… puede que sean menos casos pero con mi novio se han metido, ya que al estar en el paro engordó y echó “tripita”. Un amigo común que está obsesionado con su físico le dijo que “si él tuviera esa tripa, se suicidaría”… ojo porque no fue el único que le dijo “has engordado” y mi novio con eso se obsesiona bastante. Yo le conocí estando así y me encantó que tuviese un cuerpo normal, con sus defectos, su tripilla, en fin un chico sencillo y no recauchutado y obsesionado con su físico…
    A mi me han machacado con eso también y en mala edad me pillaron una vez esos comentarios cargados de maldad, por lo que acabé teniendo episodios de anorexia, llegué a comer dos yogures diarios y me quedé horrible, veo esas fotos de aquella época y me horrorizo pero TODO EL MUNDO me halagaba diciéndome que estaba guapísima, aunque no tuviera fuerzas para nada.
    Recuperé unos kilos, quedándome en mi peso normal y luego volvi a coger peso con la crisis estando en el paro (por eso mucha gente engorda, al perder la actividad) y vuelta a lo mismo, verme y decirme “has engordado” con unas caras como si hubiera cometido un pecado mortal, y yo acabé dando contestaciones como las detalladas en el post.
    A día de hoy es raro que en verano no me recuerden “lo gorda que me he puesto” (y eso que uso una 38, que soy alta y estoy bien proporcionada…) y solo hay que ver la cara que ponen cuando lo dicen, es maldad y precisamente suelen hacerlo cuando me ven arreglada para salir, es ENVIDIA y la gente que hace ese tipo de comentarios ni se mira al espejo ni son felices, son gente AMARGADA y eso no se cura haciendo dieta.
    Yo me siento bien, tengo un novio que me quiere muchísimo así tal como soy (no me ha conocido de otra manera) y yo a él, y no me va la vida ni mejor ni peor por haber engordado… tengo unos amigos estupendos, en fin, solo me falta un trabajo pero no lo conseguiré por haberme vuelto a meter en una 34…

  4. Mamen
    2 diciembre, 2013 at 12:08

    Nekane, eso de que un cuerpo estilizado es siempre bonito, es de una incultura y un lavado de cerebro como la copa de un pino.

    Pregúntale a Rubens. Mira la Victoria de Samotracia, que es una de las Siete Maravillas del mundo.

    Es que hay que ser ignorante.

    ¿Una cara joven es más bonita que una vieja?

    Pues anda que no hay señoras mayores (sin botox ni cirugías) mucho más guapas que muchas veinteañeras.

    Me parece que te han vendido la moto pero bien.

    A mí, que soy artista plástica, me gusta la DIVERSIDAD. La pasarela de Victoria’s Secrect, por ejemplo, me parece triste y aburrida. Parece que todas fueran sacadas del mismo molde. Hechas en serie.

    La belleza, está en los ojos del que mira, y por desgracia, se han ocupado de ponernos una buena venda para que sólo veamos belleza en lo que al capitalismo le interesa. Una pena, porque podríamos estar maravillándonos con mucha más belleza si no nos limitásemos a verla en 3 tallas.

  5. Susana
    2 diciembre, 2013 at 12:11

    Alucino con los comentarios. ¿Queréis releerlos?
    “mantengo mi talla 38 con la que empecé a vestirme al hacerme mujer”, “si te gustas te cuidas”, “los hombres se giran y me dicen cosas, impresionante ¿no?”.”yo con mi talla te digo que llamo la aternción y gusto, no lo digo por vanidad sino para constatar un hecho; a los hombres les gusta las mujeres con curvas digan lo que digan”. “estoy genial, además tengo una delantera y con la 40 sigo teniendo tipazo, tampoco pido consejos de dieta sana que me los sé todos y como tú soy más aclamada y hago babear más que todas las de la 36 juntas”. “no me paso con la gula ni me entretengo los días malos atiborrándome a comer, fallos que considero culpables de que perdamos nuestra talla y no el avance d ela edad…” “a pesard e haberle dado pecho pasando el año no s eme ha caído el pecho” “y eso que uso una 38, que soy alta y estoy bien proporcionada…)”
    No hay ni una persona de las que han comentado en esta entrada que no dé una importancia superlativa al físico, y sí, a la forma del cuerpo, no al físico entendido como sentirse bien contigo misma sino con gustar a los hombres, que se giren por la calle, quebabeen, con estar delgada, con tener buenas tetas… ¿os habéis oído? ¿Y os preguntáis de dónde salen los complejos y las imposiciones estéticas?

    • Bea
      2 diciembre, 2013 at 12:59

      Completamente de acuerdo contigo, Ana. El artículo me gustó, no deja de ser lo que ya todas sabemos, pero la “defensa” del artículo en los comentarios me estaba dejando alucinada.

  6. laudy
    2 diciembre, 2013 at 12:29

    Lo importante no es el envase sino el contenido y para esas personas q hablan d atracones, les informo d q existe la obesidad congénita y esa no se soluciona con dietas…m voy a operar del estómago pq m dio un infarto de ♥ y siempre q lo intenté m rechazaban pq no soy obesa mórbida, sólo con un porcentaje d obesidad y tengo la suerte d q soy muy alta y eso disimula…a parte d huesuda, pero es triste querer basar mi físico en el q dirán…la voluptuosidad d mi cuerpo, no l hace bien a mi ♥puesto q solo me funciona el 51% y es debido también a un factor congénito, puesto q nunca h tenido colesterol, ni diabetes, ni hipertensión, sino todo lo contrario, pq llevo luchando contra mis genes desde q con 10 años pesaba 75k…es la salud la q manda, no los piropos q puedan echarte, o lo barata q puede salirte la ropa, sino el hecho d q las articulaciones se resienten, la agilidad no es igual y llevo toda la vida practicando deporte, no es por gustar a nadie, pq como he dicho tengo mil cualidades q superan con creces a mis defectos…es cuestión d no vivir sacrificada d por vida y limitada, pq ya no puedo hacer deporte…así q pensar en la salud fisica y mental, el secreto es el equilibrio sea cual sea tu talla.

  7. Hartadeloscánonesdebelleza
    2 diciembre, 2013 at 12:45

    Pero… ¿ Desde cuándo una mujer que usa una talla 42 ó 44 es gorda? En todo caso, dependerá de la estatura, constitución, etc, pero no considero que sea una talla de gorditas. Lo triste es que sean las mismas mujeres las que muchas veces suscriban esto.

  8. Olvido
    2 diciembre, 2013 at 12:56

    Soy una mujer alta, mido 1,80 y hasta los 33 años pesaba unos 73k, en esos momentos pensaba que estaba gorda y me acomplejaba tener una talla 42 o 44. Un problema hormonal me puso en los 94 k y fue cuando me di cuenta de la tonteria, de lo que me limito el pensamiento anterior.
    Como dice una amiga mia: el fisico atrae, pero la personalidad enamora. Y eso es precisamente lo que me ha pasado a mi, me preocupa el peso por un problema de salud y por las limitaciones que te acarrea, pero señoras, tenemos que relativizar…..

  9. Nélida
    2 diciembre, 2013 at 13:54

    A ver Susana hice el comentario de que a los hombres le atraen las curvas porque desde los medios se nos dice lo contrario, y es mentira. Sólo quería constatar eso, nada más. Y el comentario de Nekane me pareció que estimulaba el tener la talla 36 como algo de valor y que era el ideal, cuando resulta que como ella dice es una talla “pequeña”. Es pequeña para adultos, y sólo la tienen una inmensa minoría. Como dice Olvido “el físico atrae pero la personalidad enamora”, y eso no se debe olvidar. Mi comentario sólo quería demostrar la falsedad que nos venden y que no tiene nada que ver con la realidad. No creo ser una persona frívola, ni me preocupa poder comprar más ropa porque tengo una talla u otra. El valor de las personas está más allá de todo eso, afortunadamente, aunque a través de los medios se nos venda todo lo contrario; llenando a la gente de complejos y de frustración.

  10. Mamen
    2 diciembre, 2013 at 14:52

    Nélida, te cuento mi caso: yo ligué tres veces más cuando tuve una anorexia por stress que hizo que me dejara de bajar la regla y todo. Yo, sin anorexia, rozo el peso mínimo dentro del paréntesis del peso recomendable (y os puedo asegurar que soy el doble de ancha que modelos que miden 10 cm más que yo).

    Y conozco hombres que esperan como agua de mayo que se celebre una pasarela en la que a Coco Rocha, una modelo que mide 1,80 y pesa 47 kilos, no la dejan desfilar por “gorda”. Tela marinera. Y eso que las que desfilan no parecen escuálidas precisamente (maravillas de los estilismos, siliconas, maquillajes y demás arte del brilli-brilli)

    Yo no sé, chica, pero seguramente sea tu luz interior lo que les atrae o que tienes una cara preciosa.

  11. Paula
    2 diciembre, 2013 at 15:15

    Yo tengo 32 años y peso 45 kg. Hace nada me han salido los análisis hermosísimos, hago deporte, como más que bastantes amigas mías que son más altas y pesan más que yo. Y también estoy hartísima de los comentarios de si tengo que comer, de si he adelgazado “más” , de que me “falta chicha y los chicos les gusta que haya de donde coger” (literal)… joder, qué más da! si estoy sana y fuerte! mi madre tiene mi constitución, mi abuela pesa lo que yo, y mi bisabuela que yo recuerde también era delgada. Con esto quiero decir que no se si la cosa es meterse con las “gordas” o meterse con la gente en general.

  12. Mina
    2 diciembre, 2013 at 15:20

    ¿Podemos dejar de autodefinirnos por nuestras tallas, por favor?

    A mi leer que una mujer usala talla 42 no me da absolutamente ninguna pista para saber si está gorda o delgada. Es una talla media. Para algunas mujeres, por su estatura o complexión significará un ligero sobrepeso, mientras que para otras es una delgadez de moderada a extrema.

    Somos personas, no encajamos en moldes.

  13. Nélida
    2 diciembre, 2013 at 15:31

    Mamen no sé si eres modelo o trabajas en ese mundo, obviamente todo depende de donde te muevas. El mundo de las modelos me parece muy agresivo para la salud, de eso se han hecho eco los medios, aunque luego esos medios critiquen o alaben esas mismas cosas que después denuncian. En cuanto a que me digan cosas, no sé, que quieres que te diga, mi madre me amonesta cuando engordo algún kilo, pero luego salgo a la calle y me piropean, algo raro pasa; los mensajes son contradictorios. De todas formas te diré que yo nunca he sido delgada. He estado más delgada y para mi gusto bien, en mi peso, pero mi peso es robusto no como se estila ahora. De todas formas mi constitución es ancha, tengo cuerpo de reloj de arena, con esto quiero decir que hay armonía y proporción,y las grasas se reparten por igual. Al margen de esto, creo que estamos obsesionadas porque tenemos un constante machaque de los medios que nos imponen sólo un tipo de belleza y si no entras dentro de esos cánones eres sojuzgada. La realidad es que tenemos que estar en nuestro peso o con algún kilo de más pero saludables, que es lo importante. Todo lo demás es una imposición social. Las personas no somos perfectas, no está eso dentro de las cualidades de la mayoría de los seres humanos. Tenemos que fijarnos más en nuestro interior, y dejarnos de fijar tanto en los patrones que nos venden nuestra sociedad capitalista y mercantilizada.

  14. nekane
    2 diciembre, 2013 at 17:01

    A ver, primero y principal que no sabemos si Sheila está enferma y a eso se debe su delgadez, segundo el cuerpo es el envoltorio que llevamos y nos gusta que se nos premie con uno bonito así que a mantenerlo toca!,la mayoría lo pierde por dejadez!, lo he visto con mis propios ojos..ay no sé porque estoy gorda si como como tú.. efectivamente en la mesa comen como yo pero a las 2h están muertas de hambre o de ansiedad, no sé y se premían con patatas chips, bollería y cualquier cosa que caíga y sean hombres o mujeres, dá igual, incluso niños, se ponen gordos y están FEOS ellos mismos se empiezan a desencantar pero al final que es? pues una forma de falta de control o de dejarse llevar con facilidad… la boca se educa, se come de todo en cantidades moderadas y a sus horas, aún y así algún día te puedes poner morada de algo prohibido, pero por norma nunca!, yo no creo que estemos condicionadas por las modas sino que un cuerpo bonito gusta y mucho en hombres, mujeres y niños, el david de miguel ángel, símbolo de la proporción gusta hoy como en su tiempo, …tener buena percha es que no te tengan que hacer arreglos en la ropa o que éstos sean mínimos y los modistos que sean gays no me molesta, los gays tienen tan buen gusto con hombres o mujeres como cualquiera,..en fin, uno dificilmente nace gordo, sino proporcionado, así que un respeto al cuerpo que es nuestro envoltorio, gordo se hace uno por dejadez, gula, falta de voluntad o de carácter!. lo difícil es cuidarlo y amarlo y claro como supone una obligación o una fuerza de voluntad NO NOS GUSTA!, ay despabilen de una vez! en éste mundo NADA ES FÁCIL!

  15. Nélida
    2 diciembre, 2013 at 18:06

    A ver Nekane una talla 40 y 42 es normal, digamos que son las tallas más usadas por las mujeres. Pesar como una niña de 12 midiendo 1´80 como las modelos NO ES NORMAL

  16. Nélida
    2 diciembre, 2013 at 18:17

    A ver Nekane una talla 40 y 42 es normal, digamos que son las tallas más usadas por las mujeres. Pesar como una niña de 12 midiendo 1´80 como las modelos NO ES NORMAL, por mucho que digan. Sabemos, porque algunas modelos lo han contado las fases de anorexia que han pasado para tener ese peso. Es algo insano y perjudicial, y como todos sabemos las modelos, son “modelos” sociales y por eso hay tantos casos de anorexia entre las jóvenes. Uno tiene que estar en su peso y no en la talla que es tendencia según la moda imperante hoy en día. No todas podemos ser sílfides, ni falta que hace. Hoy en día, alguién como Sofia Loren (un bellezón), no podría ser modelo a pesar de su altura y su cuerpazo. Tendría demasiada cadera y pecho y culo, no entraría en los cánones que han impuesto los modistos actuales. Pero ¿sabes qué?, a mi me encanta el cuerpo de Sofía Loren y creo que a muchos hombres también. Rebosa salud y energía. Al margen de esto, cada uno es como es, alto, bajo, delgado, más ancho, hay que aceptar a la gente tal y como es y punto. Lo que me molesta es que sólo haya un modelo, un tipo de belleza, cuando hay tanta diversidad, a Dios gracias, y eso es lo ingteresante. No me gustan las tiranias y la tiranía de las medidas y de la belleza es algo que sufrimos las mujeres en general.

  17. janis
    3 diciembre, 2013 at 09:27

    También estaría bien que se nos tuviera en cuenta a las que medimos 1’50 y tenemis una talla 34.. parece ser que nosotras ni existimos. De hecho tallas grandes hay incluso tiendas especializadas.Pero alguien alguna vez a encontrado una tienda para personas pequeñas y flacas? Y no son enana, simplementesoy pequeñita..muy proporcionada pero estoy hastael moño de que me digan.lo delgada que estoy y lobajita que soy. Y venga a machacarmehe intentado tomar vitaminas para engordar y inrentar forzar mi vuerpo comiendo mas de lo que me pide..pero duro unos meses y luego vuelvo a estar como siempre. Así..que a quienno le guste que no mire! A pesar de mi tamaño siempre he sido una chica atractiva y he tenudo y tengo éxito con los chicos..pero suelen ser las mujeres incluidas las de la familia las que me recuerdan.una y otra vez que estoy delgada. No soyni anorexica ni bulimica ni tengo ninguna enfermedad de estas…soy una mujer normal ysana como cualquier otra. Ahora que paso los 33 a ver que pasara si de repente me cambia el metabolism y empiezo a engordar..me recordaran cada día que estoy gorda y antes delgada? Si es que el caso es que no nos aceptamos ni nos aceptan..y siempre hay que machacar a alguien para sentirse bien..que pena que la gente sea asi. Aceptemonos con amor..

  18. janis
    3 diciembre, 2013 at 09:31

    Perdonad las faltas de ortografía y lor errores con.las letras..desdeel móvil me resulta complicadísimo.

  19. Carmen
    3 diciembre, 2013 at 09:40

    Si están esperando que un hombre se enamore de ustedes por su talla, mal empezamos… Yo llevo toda la vida entre la 42 y la 46 (oh, lo innombrable…) y sólo yo lo he llevado realmente mal, sobre todo en la adolescencia y la infancia… A mi marido, guapísimo, inteligente y atractivo, con unos ojos verdes preciosos y una voz de actor de cine, le importaban más otras cosas de mí… y en 21 años siempre fue así. Fue él quien me hizo sentir guapa y deseada por cómo soy, por cómo pienso, por mis sueños e ilusiones, por mi entusiasmo por la vida, y eso se reflejó en mi exterior de manera natural. Ángel murió este verano a causa de un maldito tumor cerebral, y hasta el último momento, nos quisimos con locura, pasión, deseo y también ternura… por cómo éramos, por fuera y por dentro, por cómo éramos y no por lo que nadie quisiera imponernos que fuéramos… Y nos hubiéramos seguido queriendo muchos años si el cáncer no me lo hubiera arrebatado… Porque la vejez tampoco te quita la esencia… Ni las canas… Todo eso es una falacia metida a base de repetición en nuestros cerebros por los medios de comunicación basura… Se puede ser viejo y atractivo… Mejor una arruga que unos labios hinchados de Botox… Toda la vida.
    Quien no te quiere porque engordes, no te quiere… A todos nos gusta sentirnos atractivos, pero eso no lo da una talla… Lo da la felicidad y el sentirse bien con uno mismo… Ángel me enseñó eso… y tanto más…
    Ya sé que todos los hombres no son mi Ángel. Pero ese es su problema, no el mío, y yo no me hubiera conformado con menos… Sólo podía enamorarme de alguien que supiera amar como yo lo hacía… Sin que nada más importara.

  20. Nélida
    3 diciembre, 2013 at 11:11

    Felicidades Carmen por lo vivido. Eres una de esas personas que has amado en plenitud, y no sé por qué me da que no es tan habitual como parece. Estamos muy imbuidos en nuestra sociedad de egoísmos y estupidez; valorando cosas que en realidad no son importantes. Envidio, en el buen sentido, es decir, con admiración esa capacidad para valorar lo importante sobre lo superfluo; darse a los demás sin prejuicios ni cortapisas desde la libertad y el respeto. Enhorabuena a pesar de todo, me imagino que a pesar del dolor ha valido la pena.

  21. Reichel
    3 diciembre, 2013 at 12:39

    y digo yo Eva… te parece normal que con una altura de 1,73cm llevases una 36??? a eso también se le podría llamar “extrema delgadez”. Una chica con esa estatura debe rondar la talla 38 como poco, que es lo normal tirando a muy delgada.
    y esa gente que te llamó gorda en cuanto cogiste algo de peso…enfin, será porque te tienen envidia, porque vamos, si llegaste a una 40 tampoco es que se notase mucho con la altura que dices tener…
    yo mido 1,76, y depende de la época, uso de la 38 a la 42, también porque te vas a H&M y la talla 42 resulta que en C&A es la 38… soy una persona que se mueve, trabaja sentada y como todo dios tengo celulitis, y toda mi vida he vivido las burlas en el colegio y en el instituto diciéndome que era Anorexica. Llego una época que trabajé en un Media Markt, y mis jefes se burlaron y me acusaron de anoréxica, porque cada vez que comia algo me iba al baño, y no para vomitar, sino para, como decimos en España, a cagar! Pero mira, las criticas me hicieron daño y me dediqué a comer comer comer y comer hasta que llegué a los 76kilos de los 62 que pesaba, solo por callar esas voces a mis espaldas, eso me llevó a depresiones y por consecuencia problemas de estomago por culpa de la comida basura y hacer burradas. Cuando quise corregirlo ya era tarde, me provoqué Celiaquismo (si, ahora soy celiaca, es lo que tiene abusar de algo durante mucho tiempo, el cuerpo lo acaba rechazando por completo) y posiblemente tenga también intolerancia a la lactosa. Ahora peso 65 y me esta costando muchísimo perder grasa en las piernas, cuando antes yo tenia un metabolismo fantástico que quemaba muy rápido los hidratos y las grasas. Y todo por hacerme caso del “qué dirán”…
    Lo que quiero decir es que cada uno es como es, y no os hagáis caso de lo que os diga la gente, sois bonitas por dentro, por fuera ser como sois, y si quereis perder peso hacerlo con deporte y comiendo de todo, 5 veces al día en cantidades medianas, que tampoco es bueno cebarse en una comida al dia… Pero por dios no hagáis burradas que las consecuencias son horribles… 🙁

    Un saludo a todas.

  22. Susana
    3 diciembre, 2013 at 14:23

    Sigo alucinando: “gordo se hace uno por dejadez, gula, falta de voluntad o de carácter!.” O sea, la culpa es de los gordos. Y la del alcoholismo, de los alcohólicos. Y la de la anorexia, de los anoréxicos ¿Los matamos a todos?

    • nekane
      3 diciembre, 2013 at 16:15

      No hija!, no hay que matar a nadie, ya se suicidan bastantes por todos esos malos rollos y mas que puedes añadir!, lo que tenemos es que madurar y que nos suden los malos comentarios d ela gente que muchas veces son solo eso comentarios por no saber que decir, pero bueno si nos mosqueamos por todo!, estamos que saltamos por nada, qué bobada!, yo creo que uno es gordo si mide 1,65 a partir de 58Kg, flaco sin con esa estatura solo pesa sobre 50, pero que no lo digo yo, lo díce el lenguaje o el médico o las tablas sobre medidas y peso y el ojo que míra y si tu pareja, madre o mejor amiga te dice como estás y es verdad pues es verdad, seguroq ue dificilmente ellos están perfectos, justos quizás perooooooooooo la perfección no existe luego… por qué nos mosquea todo? por qué no pensamos que quizás Shaila si ha adelgazado tanto ha estado enferma? o por qué prestar atención a los los blas, blas blas d e los amarillos por la pili rubio, de quien tambien han dicho que su cuerpo está moldeado a bisturí de arriba abajo ¿? queremos hablard e lo que hablan pero a nuestra conveniencia, anda!!! las cosas y las formas son como son!

  23. Nélida
    4 diciembre, 2013 at 01:50

    Perdona Nekane, no te entendí bien, uno es gordo si mide 1´65 y pesa 58Kg.. ¿en serio?, coñó y los médicos no me han dicho nada y no se han preocupado en llamarme la atención. Espero haber entendido mal. De verdad que alguién se mire el concepto de delgadez que tiene. No todo el mundo tiene que ser delgada por narices, las obsesiones no son buenas. Mientras no tengas problemas de salud y obesidad, lo demás son tonterías.

  24. nekane
    4 diciembre, 2013 at 15:16

    Nélida hija qué fijación con los detalles que ya sabes puedes confundir pues la tecla 5 está al lado d ela 6 y vicebersa!, me refiero a que hay tablas medicas de peso altura y si nos salimos d eellas estamos grodos o flacos y que fallamos mucho entre nosotros porque siempre estamos a comernos al de enfrente y el lenguaje lo usamos de culo pues todo tiene nombre propio pero nos encanta la distorsión-confusión y llevar siempre, siempre la razón! …que no, que la gente no e stan mala, que si estamos gordas estamos gordas y hayq ue poner freno y si estamos flacas asumirlo también, ni la Bo Derek era mujer 10 por muchoq ue la catalogasen así, pero igual que perseguimos la belleza en un cuadro una puesta de sol, un vestido, un tal cual pues en nosotros mismos idem… lo demás es dejadez o no amarse lo suficiente y si estás agusto contigo misma por fuera pues seguro tambén por dentro, así que…

Comments are closed.