Feliz día de la madre

 

 

 

Hoy es el día de la madre y primero me voy a felicitar a mí misma y después a mi madre que tiene 90 años. Y después a todas las madres, a todas.

 

A todas las que no sois perfectas, las que no tenéis hijos monísimos, las que no os quedasteis con un cuerpo ideal después del parto, las que salisteis del parto con estrías y celulitis y las tetas caídas y la tripa deformada para siempre.

Las que no pudisteis dormir durante año y medio porque teníais un bebé llorón.

 

Las que a veces echabais de menos los años en que no erais madres y podíais salir hasta la madrugada sin remordimiento pero nunca os atrevisteis a decirlo en público.

 

Las que desesan que llegue el lunes para ir al trabajo y descansar de sus hijos.

Las que alguna vez perdisteis la calma y le pegasteis una bronca desaforada a un niño solo porque estabais agotada y acto seguido os sentisteis culpables y acto seguido pensasteis que estabais locas.

Las que le disteis bollería industrial a vuestro hijo o hija y acto seguido os sentisteis culpables y acto seguido pensasteis que estabais locas.

Las que en general conocéis de sobra la sensación de sentiros culpables y de sentiros locas.

 

Las que habéis visto como vuestros familiares se deshacen en halagos antes vuestro compañero cuando él cambia un pañal pero ven super normal que vosotras lo cambiéis. Las que odiáis el grupo de whatspapp de mamás.

 

Las que no lo odiáis y vivís enganchadas a él. Las madres solteras, las casadas, las divorciadas, las lesbianas, las poliamorosas.

Las madres biológicas, las madres que adoptaron.

Las madres postizas que hacen de madres de los hijos de su compañero.

Feliz día a todas vosotras.