EL DUELO DE RAQUEL

Emanuela Biondo, cuñada de Raquel Sánchez Silva, ha abierto la caja de los truenos contra la presentadora. En su página de Facebook, Emanuela le dedica a Raquel frases como:

 

-El 22 de junio (aniversario de boda de la pareja) ni siquiera una flor le ha mandado, en fin, demasiados compromisos, sol… mar… amigos… risas qué pena da alguna gente… el colmo.


-No es oro todo lo que reluce.


-Pensábamos que era una princesa y era una …


-Su dolor es falso y me jode.


Raquel decidió no anular un viaje que tenía previsto con su difunto esposo, el cámara de televisión Mario Biondo, a las Islas Baleares, realizándolo de igual manera con su madre. Posteriormente, se les unió un grupo de amigas, junto con las que la presentadora realizó distintas actividades, de las que subió imágenes a las redes sociales, como una jornada de buceo ó un baño en la playa.

 

Raquel Sánchez Silva comparte con unas amigas en Formentera

Realmente, ¿alguien tiene la potestad de medir el dolor de otra persona? En el momento en que falleció mi padre, yo tenía muy claro que después de toda mi dedicación cuidándolo, podía incluso irme esa noche a la discoteca, que nadie podría juzgarme. No lo hice, pero de haber sido así, ¿quién podría condenar mi actitud? 


Si Raquel y Mario vivieron un matrimonio feliz, estuvieron muy enamorados y a ella no le queda ningún tipo de remordimiento, ¿alguien puede exigirle que afronte el futuro de una forma determinada?


Sus amigas decidieron no dejarla sola para animarla, ¿era lo justo ignorarlas y quedarse encerrada en la habitación del hotel? ¿Un par de fotos sonriendo muestran realmente su estado anímico?


En numerosas ocasiones, las personas deciden mostrarse fuertes cuando pierden a un ser querido y con el paso del tiempo se encuentran de bruces con la realidad, porque al principio se hallan en una nube, cayendo en una depresión incluso más fuerte que si se hubieran dejado caer desde el primer momento.


¿Alguien sabe si Raquel llora por las noches, si está rota de dolor porque al fin había encontrado al amor de su vida y los caprichos del destino se lo arrebataron justo cuando pretendía formar una familia? 


Por otra parte, entiendo también a Emanuela. Es muy doloroso perder a un hermano y ver a su cuñada tratando de rehacer su vida tan pronto tiene que ser duro para ella. La rabia del principio, cuando es una muerte inesperada, sin culpables, a menudo necesitamos volcarla en alguien y en este caso le ha tocado a Raquel. 


No todo el mundo afronta el dolor de la misma forma y no podemos pretender que el resto actúen como nosotros. Yo no tengo ninguna duda de lo que Raquel está sufriendo, ni tampoco de que, con el paso del tiempo, es muy posible que caiga en una depresión cuando lo asimile todo.

10 comments for “EL DUELO DE RAQUEL

  1. María José
    27 Junio, 2013 at 14:15

    Excelente reflexión Eva, no tenemos derecho a juzgar a una persona en una situación tan dolorosa como esta. Bueno, en realidad no tenemos derecho a juzgar a nadie…

  2. Laetitia
    27 Junio, 2013 at 17:53

    Pues pienso que la tal Emanuela no debería ir juzgando cómo sufre los duelos los demás, y si fuese una señora elegante lo que tendría que hacer es hablar con su cuñada de cómo se siente en lugar de hacer publicaciones de adolescente en el facebook.
    Además Eugenia esta viva, no porque se haya muerto un ser querido te vas a negar a VIVIR… a vivir cómo puedes llevando semejante tristeza. Eso como no lo sabe nadie, no debería juzgarse

  3. CHRISTINA
    30 Junio, 2013 at 08:49

    Un duelo cada uno lo lleva como puede …los que nos quedamos aquí tenemos que seguir .Yo consulte con una psicóloga , sólo tengo 26 años , después de la muerte de mi padre , y me dijo que nunca dejase de hacer mis cosas , mi vida , que saliese etc.
    Un saludo !

  4. MEL
    30 Junio, 2013 at 09:05

    Yo perdí a mi marido de la misma manera que Raquel, después de 20 años juntos. Teniamos dos hijas adolescentes por las que no me podía permitir ir llorando por las esquinas, Eso se quedaba para mi intimidad y no para encima hacer sufrir a las personas que me rodeaban., así que intenté seguir con mi vida, haciendo las mismas cosas que hacía hasta entonces. A los 15 días de su muerte nos fuimos de vacaciones al lugar que teníamos pensado he hicimos lo mismo que hubiesemos hecho todos juntos……ESO SI, FALTABA EL. Animo Raquel, que sabe nadie como te sientes cuando cierras tu puerta.

    • MEL
      30 Junio, 2013 at 09:07

      e

  5. Maria Juana
    30 Junio, 2013 at 09:15

    Yo diría “Chapeau” a Raquel. Creo que este viaje a Baleares ha sido muy duro para ella pero quíso hacerlo. CREO (yo no la conozco personalmente) que ha sido como un homenaje a su marido, como una manera de realizar algo que los dos habían proyectado hacer, y vivir este proyecto era como vivir una ultima vivencia con él. En cuanto a la cuñada, prefiero no hacer comentarios….aunque le mando mi mas sincero pésame.

  6. 30 Junio, 2013 at 09:43

    Una amiga mía que pasó por una situación similar me agradeció lo mucho que le había servido para sobrellevar su duelo la lectura de un álbum ilustrado que escribí a finales del 2012, Max y su sombra, publicado por la Editorial Proteus.
    Os copio la entrada que hice del libro en mi blog y allí podréis comprobar los comentarios: http://joseluisregojo.blogspot.com.es/2013/01/max-y-su-sombra.html
    Como no quiero que se me pueda acusar de hacer publicidad del libro, si alguien quiere tener una copia en pdf del mismo solo tiene que ponerse en contacto conmigo a través del blog y se lo enviaré. Un saludo

  7. Susi
    30 Junio, 2013 at 10:17

    Estoy de acuerdo con todo lo que has escrito pero sigo creyendo que sobra tanta foto de Raquel sonriendo en Twitter, aunque no sea más que por respeto a la memoria de su marido y a la familia de él.

  8. Nuria
    30 Junio, 2013 at 10:25

    Perdí un hijo hará dos años… es lo peor que te puede pasar en este mundo. El año pasado cuando se cumplia un año de su fallecimiento yo estaba de vacaciones en Noruega ¿Porque? para distraerme, cargar pilas y poder continuar adelante… Bravo Raquel! No se quiere más a una persona por ir llorando por las esquinas o menos por no demostrar nuestra pena cada segundo.

  9. carmen
    30 Junio, 2013 at 17:55

    Una amiga se quedó viuda con 40 años; al cabo de un tiempo, me comentaba: si no salgo la gente me dice que no me quede enclaustrada en vida, que soy joven, que tengo que salir y distraerme… si salgo, oigo que dicen “vaya, ¿tan pronto ha olvidado ésta a su marido?” total, que hago lo que me da la gana, haga lo que haga me van a poner verde igual…

Comments are closed.