El acoso a los niños y adultos superdotados

Entrar en  muro de Facebook requiere un esfuerzo. No te sale al paso, no te lo ponen de banda sonora de fondo cuando te subes a un autobús o entras a una tienda. Entrar en mi muro requiere que busques mi nombre y que encuentres mi muro entre los muchos muros que hay con mi mismo nombre.Lo mismo digo de mi perfil de Twitter

¿ Para qué haces ese esfuerzo si no te gusto? o ¿quién eres tú, que no me conoces de nada y no me has visto jamás, para decirme que me pongo pesada o que hablo demasiado de un tema? Si no me quieres leer, no me leas. Yo no le digo a Oscar Campillo que se pone muy pesado hablando de fútbol. Porque nunca le leo, ni me interesa lo que dice.

¿Qué tipo de trastorno te lleva a meterte en la vida de una mujer que no te ha hecho nada y no tiene nada que ver con tu vida?

Hace dos días un tipo me dijo por twitter que yo no estaba capacitada para hablar de homeopatia. La respuesta textual fue:
” Tengo el carnet de Mensa, ¿ quieres más credenciales?”.

Evidentemente se trataba de una ironía y quien no sepa ver esto, sencillamente es idiota. Pero no creo que nadie con dos dedos de frente pueda ver en esto que yo “alardeaba” o era ” altiva” o “soberbia”.

Yo expuse un hecho. Yo tengo el carnet de Mensa. ¿Y?

Cada día, miles de presentadoras de televisión, actrices, modelos, e incluso una escritora de prestigio, posan en instagram con sus modelos, facilitando la marca ( la marca, por cierto, les paga por hacerlo). Enseñando su maravilloso cuerpo y su ropa que yo nunca podré pagar. Nadie les llama altivas o soberbias porque alardean de poseer bolsos, trajes o vestidos que cuestan más de lo que tú o yo ganamos en un mes. Nadie crítica a los deportistas por hablar de sus triunfos deportivos.

Peroyo llevo cuatro días recibiendo insultos por ese tuit, en el que yo no veo ni falta de humildad ni prepotencia ni altivez ninguna. Por haber osado decir que soy superdotada.

Se supone que ahora debería agachar la cabeza y pedir perdón. Pero no. No voy a pedir perdón por nada.No voy a comerme más acosos. Ya me acosaron bastante en el instituto.

 

madonna

 

Según denuncia la Confederación Española de Altas Capacidades Intelectuales (Confines), ser superdotado puede ser uno de los elementos determinantes a la hora de sufrir esta clase de abusos en clase y el colegio.

El 82% de los niños superdotados ha sido víctima del bullying en su entorno educativo, algo que decanta de forma definitiva en su autoestima y amor propio, generando en muchos casos trastornos de ansiedad o depresión. ( Según un estudio de Andrew Almazán Anaya, pero podéis encontrar muchos más)
El último caso mediático de suicidio por bullying, el del niño Diego, era precisamente el caso de un niño de buenísimas notas, acosado.

El acoso escolar es una realidad, y sólo en Europa ha provocado ya el suicidio de más de 200.000 jóvenes, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras los centros educativos vuelven la cara a una realidad que cada día se hace más preocupante.

Los niños de altas capacidadesy/o superdotados están condenados a ir cada día a un colegio que les aburre. La mayoría fracasan, se desmotivan, sufren depresiones.

Muchas niñas deben esconder su inteligencia para no ser objeto de acoso. Y se espera que ahora yo me calle y perpetúe esa dinámica

Pues no. Cuatro días de insultos constantes me han convencido de que no me da la gana callarme.

 

atrevete a ser diferente

 

De que ningún niño se merece ser MALTRATADO por una Administración que a diferencia del resto de Europa o EEUU no ofrece apoyos a los niños AACC y se niega casi por norma a hacer algo tan simple como adelantarlos de curso. Que no ofrece apoyo psicológico a los niños, pese a que la Ley reconozca que se debe ofrecer apoyo a la diversidad.

Tú, gilipollas mediocre que entras en este muro, buscándolo, perdiendo tu valioso tiempo, para insultarme, lo haces porque no tienes vida. Porque no tienes amigos, amores, trabajo, vocación, devoción. Porque me temes. Porque temes a todo lo diferente. Porque sufres un enorme complejo de inseguridad. Porque disfrutas haciendo daño. Tú ya no tienes poder para dañarme. Me la soplan tus comentarios ridículos, tú no estás en mi vida

Pero un niño pequeño, un menor de edad, no ha encontrado la resiliencia que a mí me ha llevado tantos años encontrar. Y yo sé que tú, en el colegio, has acosado al empollón, o a la niña tímida y distinta que en el recreo se iba a leer. Tu nivel moral es el de una cucaracha. O más bajo. Las cucarachas no actacan a sus congéneres.

Y cada vez que un menor víctima de bullying se suicida o deja el colegio, o cambia de colegio, o abandona los estudios, o no sale de casa porque se deprime, tú te marcas un tanto

Si sigo escribiendo sobre esto, me marco el tanto yo

 

mae west

1 comment for “El acoso a los niños y adultos superdotados

  1. Hecate
    8 Marzo, 2016 at 01:55

    Y que viva la diferencia!!!
    Alardear de modelitos caros y todas esas tonterías que ahora se llevan está bien visto, es lo mas normal, con eso nadie se mete, a la gente le gusta verlo porque es lo que quisieran tener y ser, es lo que quieren que deseemos.
    En cambio por decir que eres superdotada se te echan encima como alimañas asustadas por la diferencia.
    En una cosa u otra todos somos distintos pero hemos interiorizado el empeño en uniformarnos como ovejas y cualquiera que se salga del redil nos asusta, porque en el fondo nos recuerda que somos todos distintos.
    Deberían dar mas voz a gente como tu, que tienes cosas interesantes que contar y que tienes ese punto provocador y crítico que tanta falta hace.
    Me encanta leerte!!

Comments are closed.