Dia de la Visibilidad Lésbica . Manifiesto

Resultado de imagen de lesbianas

 

Hoy conmemoramos el 26 de Abril, Día de la Visibilidad Lésbica.
Hoy, otro año más salimos a la calle para visibilizarnos.

Porque nuestra vida aún está repleta de situaciones discriminatorias que es necesario afrontar y eliminar.

Porque sufrimos violencia física y verbal por el simple hecho de ser mujeres y por nuestra orientación sexual se hace imprescindible y urgente una legislación que nos proteja y a la vez penalice a quien nos discrimina.

Porque cualquier mujer, independientemente de su orientación sexual, debe
tener derecho a la maternidad exigimos a las instituciones que pongan fin a la discriminación en el acceso a los tratamientos de reproducción asistida a través de la
sanidad pública. Es un derecho amparado por la ley y no puede ser socavado por el hecho de no tener pareja masculina.

Porque nuestra salud importa necesitamos protocolos y formación específica y adecuada del personal sanitario. Debe existir un mayor compromiso en el fomento y la protección de la salud sexual de las mujeres que tenemos sexo con mujeres.

Porque las chicas lesbianas sufren acoso y discriminación dentro de las aulas exigimos formación del personal docente sobre diversidad sexual, de género y familiar. Así como protocolos de actuación para la detección de casos de acoso escolar por orientación sexual o identidad de género.

Porque no queremos tener que elegir entre nuestros trabajos o nuestra visibilidad reclamamos que las organizaciones sindicales integren en sus programas la lucha contra la lesbofobia en el ámbito laboral.

Porque la discriminación no desaparece cuando somos mayores es necesaria la formación y sensibilización del personal de las instituciones geriátricas sobre nuestra realidad y necesidades.

Porque la LGTBfobia es aún mayor más allá de nuestras fronteras los poderes públicos deben responsabilizarse ante la LGTBfobia institucional que existe en más de 70 países del mundo, donde ser lesbiana se condena con la persecución o incluso con la muerte.

Porque existimos. Y como mujeres lesbianas amamos, creamos, trabajamos, pagamos nuestros impuestos, votamos y decidimos.

Nos hacemos visibles para animar a quienes aún no lo han hecho a vivir una vida plena y libre. Porque la felicidad es imposible dentro del armario.

Ya es hora de que las mujeres lesbianas que trabajan en el ámbito público den un paso al frente. Que salgan de sus “cómodos” armarios. Que se conviertan en referentes sociales positivos. Que dejen de ser cómplices de quienes nos discriminan.

No es sólo nuestra lucha, es la de toda una sociedad que cree en la igualdad Y en la libertad.

Hoy tomamos la palabra. Alzamos la voz. Destrozamos los armarios que nos comprimen.

Por nosotras, por la dignidad de quienes lucharon y por la libertad de las generaciones futuras.

YO SOY VISIBLE, ¿TÚ POR QUÉ NO?