Crimen en Almería

Por Eva Álvarez

cortijojonathan

Mirian era una bebé de 16 meses. Su madre, Gema María Cuerda, de 33 años, tiene otros tres hijos: un niño de 12 años que reside con ella y dos niñas cuyo padre posee la custodia. Siempre había vivido con su madre y su tío y poco tiempo atrás les había presentado a su nuevo novio, en una visita que éste realizó al domicilio familiar. Tan entusiasmada estaba Gema con su nueva relación que incluso una prima la ayudó a reunir el dinero que no tenía para visitarlo a él en Almería, la segunda vez que se vieron.

Conoció por internet en una página de contactos a un tal Juan, con el que se había visto dos veces y quedó en un cortijo, dónde se alojaron durante varios días en compañía de la pequeña Mirian. Gema desconocía que su nuevo novio se llamaba en realidad Jonathan Moya González, así como que poseía antecedentes penales por distintos robos. Había salido de prisión en el mes de julio por un delito de estafa.
La pareja acababa de tener una agria discusión cuando, el pasado día 20 de diciembre, Jonathan le pidió en tránsito que se desmontara del vehículo que él manejaba a la altura de Gérgal. Fingiendo un fallo de motor, el joven de 25 años invitó a Gema a empujar el coche, para huir a continuación con Mirian dentro del coche y “todas las pertenencias” de su madre.
La madre, desorientada, pidió ayuda y a continuación presentó una denuncia ante la Guardia Civil. Durante estos días, la búsqueda fue constante hasta que este jueves 27 de diciembre, Jonathan fue detenido en un cortijo de Fiñena, propiedad de sus abuelos paternos, dónde se pudieron encontrar leche maternizada y pañales, que hacen sospechar que la primera intención del infanticida no fue quitarle la vida al bebé.
Después de varias horas de interrogatorio, Jonathan confesó que había matado a la hija de su compañera e indicó el lugar donde se encontraba el cadáver. El cuerpo sin vida de Mirian fue encontrado en el fondo de una balsa de agua, muy cerca del cortijo donde su asesino había sido detenido. Los resultados de la autopsia revelan que la niña perdió la vida tras recibir un golpe en la cabeza y con posterioridad fue arrojada al agua.
Más de la mitad de maltratos a menores son ocasionados por la pareja de su madre. Hay voces que aseguran que es un planteamiento machista que pretende que las mujeres con hijos no puedan rehacer sus vidas, pero los resultados de los estudios dejan claro que ese no es el objetivo a la hora de dar a conocer los resultados del estudio que lo acredita. Obviamente, no todo el que cría hijos de otros los va a maltratar ni abusar de ellos, pero hay que tener los ojos bien abiertos y saber a quién metemos en casa cuando existen pequeños seres que dependen de nosotros. Los vecinos de Gema aseguran que era frecuente verla cada X tiempo llevar a casa a un novio diferente. Desde luego, no el ambiente más propicio para sus cuatro hijos.
Evidentemente la culpa de la muerte no es de la madre, sino del asesino, que fue quien le arrebató la vida a la bebé. Pero los padres están obligados a velar por los hijos y lo más responsable del mundo no es citarte a ciegas con una persona que acabas de conocer en una página de contactos en un cortijo con tu hija. ¿Cómo sabes quién es esa persona, que hasta en su nombre te ha mentido? ¿De verdad no le atrajeron las imágenes que hubieras podido subir de tu hija en la página dónde te conoció? ¿Realmente estás tan segura por charlar un par de veces con él de que es tan de fiar para dejar a tu bebé a expensas suyas? Y, con franqueza, con un bebé tan pequeño y otros tres niños, ¿tienes tantas ganas de hombres que te piras por el mundo con una criaturita? A lo mejor es que yo soy muy carca, pero son preguntas que me hago.
En cuanto a los datos que de los niños se dan por internet, lo siento mucho, pero me asustan. He llegado a ver en Facebooks abiertos, en blogs, en Tuentis, en Twitters, en Badoos, fotos con los niños, fotos de niños, sus nombres y apellidos, ciudades, nombre de la guardería ó el cole al que van. Que sí, que a tus amigos y a los abuelitos les encantará saber su día a día. Pero al igual que en tu página entra gente maja, puede aparecer un perturbado al que le exciten los niños ó que se familiarice con los detalles de tu hijo para cogerte a tí por ahí y hacerte daño. No son casos aislados, el cincuenta por ciento de la gente ha sufrido abusos sexuales en algún momento de su infancia y desde que internet está al alcance de cualquiera; es un paraíso para los pedófilos. Cuando un indeseable de los que babean por los niños ve una página abierta con todos los datos de un pequeño, se le pone una sonrisa de oreja a oreja. Y si además te queda cerca, quien sabe si le da por aparecerse en ese colegio cuyo nombre escribes ó en el parque del que aportas fotos.
Si un perturbado, como parece el caso del tal Jonathan, ve que tu punto débil es tu bebé; no va a vacilar en utilizarlo como instrumento para herirte. Perturbado, perturbada, alguien que te odie ó que se obsesione contigo. Que si no los hubiera, no conoceríamos este tipo de historias. Que no brotan a borbotones; pero haberlas haylas.
En cuanto al efecto contagio, cuanto más pormenores se ofrecen de los casos más mediáticos -es decir, los que saca Ana Rosa-, más ideas se les dan a los posibles imitadores. Todos sacan algo del anterior. Con la repercusión de los crímenes de Alcásser, los amigos de las “fiestas para mayores” dejaron de interceptar niñas de tres en tres, ó de dos en dos, como en Aguilar de Campoo. De una en una estaría bien desaparecerlas. Tras la desaparición de Marta del Castillo, José Bretón aprendió dos cosas: desaparecer un cuerpo te beneficia muchísimo y si además lo carbonizas, aunque te pillen la identificación se complica bastante. Jonathan probablemente se inspiró en Bretón para tener en vilo a un país. ¿Qué le interesaba? ¿Vengarse de una mujer con la que apenas iniciaba una relación por una riña? ¿Saltar a la fama como el nuevo infanticida más odiado de España? Lo que sí está claro es que, durante los catorce meses transcurridos desde la desaparición de Ruth y José Bretón, le quedó muy claro el dolor que se puede causar si propicias la falta de un menor y además provocas su muerte.
Al existir secreto de sumario, muchos datos se nos escapan aún, las informaciones pueden ser confusas y no conocemos casi nada de la personalidad de Jonathan, a quien en su pueblo tildan de ser un joven “revoltoso”. Se estaba separando de su anterior pareja, una joven de Fiñana y sus padres, divorciados, no residían con él. La madre de Jonathan afirmó “no querer ni verlo, pues no le había dado más que problemas” y su progenitor se encuentra en Marruecos, de donde es originaria su actual pareja. Su abuela sólo pedía “que encontraran a la niña viva”. Y que tu propia abuela tenga dudas de que una niña en tu poder pueda perder la vida, ya dice mucho. Jonathan es padre de un niño de tres años, de quien al parecer nunca se ha preocupado.
Primero, Jonathan le había asegurado a la Guardia Civil que la niña fue entregada a una tercera persona, derrumbándose finalmente para confesarles el asesinato de la infortunada Mirian.

Gema vive en su pueblo natal, La Palma del Condado (Huelva) y su traslado a Almería se debió a la cita con el recién conocido Jonathan, natural de Albrucena. Actualmente se encontraba junto a su madre en una casa de acogida almeriense, esperando noticias sobre el paradero de su hijita.

Además de Jonathan, existe un segundo detenido por encubrir presuntamente el secuestro de Mirian, ayudando al supuesto responsable a ocultarse durante la semana que duró la fuga. Se trata de un amigo del asesino confeso, que responde al nombre de Raúl Ríos y reside en Almería capital.

Desde luego, siendo una relación tan reciente y ocultando su auténtica identidad, no parece probable que el móvil de Jonathan fuera vengarse de la madre de la niña. Durante una anterior estancia en casa de Gema, que iba a ser de un día de duración, debido al fallecimiento de la abuela de la joven Jonathan decidió quedarse por ocho días, apoyando a su novia y comentándole a la familia de ésta que deseaba tener algo serio con ella. Quizá la hipótesis más probable resida en algún interés relacionado con la infortunada Mirian, relacionado con el tráfico de menores ó algún despreciable instinto. Cabe la posibilidad de que su intención fuera algún tipo de comercialización truncada, de ahí la presencia de enseres infantiles, pero que al no lograrla, decidiera deshacerse de la niña.

44 comments for “Crimen en Almería

  1. Ana
    30 diciembre, 2012 at 11:35

    Pienso exactamente igual que tú. Que la madre tiene derecho a una vida sexual, pues sí, pero desde luego no supo proteger a su hija. La expuso totalmente a alguien a quién apenas conocía. Hay gente que pierde totalmente el norte con internet: da datos que no debería dar, envía fotos en bolas donde se les ve la cara perfectamente, lleva a desconocidos a su casa… Parece como si vivieran en los mundos de yupi y no se diesen cuenta de los peligros que hay. Hasta que de un ostiazo bajan a la tierra, como la madre de Miriam.

  2. Jota Erre
    30 diciembre, 2012 at 13:28

    Efectivamente, tienes mucha razón, eres una carca.

    Y muy deshumanizada culpabilizando a la madre de la víctima, que a su vez también es víctima del asesino, único responsable.

    Deberías dejar de escribir, no tienes ni puta idea.

    • sonia
      30 diciembre, 2012 at 14:53

      Totalmente de acuerdo

    • Ruth Isabel
      25 enero, 2013 at 15:46

      una madre debe proteger a sus hijos y no pensar con las gónadas chato…mejor carca q inconsciente/irresponsable

  3. eva
    30 diciembre, 2012 at 14:10

    #2, querido amigo de florido verbo e intangible finura: Él es el culpable, responsables son los dos. Los padres son garantes de los hijos.

    Pasa una buena tarde y cálmate, que la furia acorta la vida 😉

  4. 30 diciembre, 2012 at 14:40

    que facil es opinal sobre algo cuando no es a ti a quien te pasa!!alguien me puede decir cuanto tiempo tiene que pasar para poder confiar en una persona?? porque estamos artos de ver casos de personas que conocemos de toda la vida ya sean familiares amigos o conocidos que de repente te enteras que son violadores, asesinos, pederastas etc. y no te lo puedes creer porque los conoces de toda la vida y confias en ellos como tambien sabemos de casos en los que dos personas se conocen un dia y al mes se ponen a vivir juntos y resulta que pasa el tiempo y les va de maravilla, por lo tanto contestarme a mi pregunta ¿cuanto tiempo tiene que pasar para poder confiar en alguien??

    • Ruth Isabel
      25 enero, 2013 at 15:49

      si vas a una segunda o tercera cita con alguien q has conocidos por un chat a un cortijo (casa q está normalmente dnd cristo fue a putas) lejos d tu casa para saciar tu apetito sexual, pues nena a tu hija d 16 meses pues como q no te la llevas, es una irresponsabilidad gorda, tanto q le costó la vida a la pequeña, fíjate q cosas

  5. Yotambiensoymadre
    30 diciembre, 2012 at 15:12

    Pienso como Jota Erre… No tienes derecho a culpar a una madre porqué un mal nacido haya decidido acabar con la vida de su pequeña.
    Si ella se precipitó o no al querer “formalizar” una relación con un hombre a los 2 dias de conocerle en una red social, puede ser, pero no es asunto de nadie.
    Aquí lo que realmente importa es que una princesita de 16 meses está muerta porqué un puto “perturbado” así lo ha decidido. Y vamos a juzgar a la madre???? No me lo puedo creer!! Así vamos, entre la justicia española que es de pena y gente que piensa cómo tu… INCREÍBLE!!!! País de pandereta.

    • Adela
      31 diciembre, 2012 at 02:43

      jotaerre y la que es madre :
      Hablamos de responsabilidad, lo de culpabilidad, debes de ser responsable (ya que eres madre/padre) de con quien dejas a los hijos,es tu deber velar por ellos, además hasta los servicios sociales o la justicia lo sabían, recordar que la tutela de dos de sus hijos, la tiene el padre,o sea que valoraba que estarían mejor con el padre,bajo su RESPONSABILIDAD a ver lo que pasa ahora con el otro hijo.

    • Ruth Isabel
      25 enero, 2013 at 15:51

      no se juzga a la madre, se critica su manera de proceder y podemos hacerlo ya q es una noticia y existe una ‘libertad d crítica’ q todavia mejor o peor podemos seguir ejerciendo

  6. Mely
    30 diciembre, 2012 at 15:30

    No creo que seas carca, el deber de todo padre y madre es proteger a sus hijos por encima de todo. Por amor se hacen muchas locuras, hasta exponer a los hijos a situaciones peligrosas. Mi madre siempre lo decia: ojito con quien metes en tu casa. Tiene derecho rehacer su vida como todo el mundo, a salir y divertirse pero con conciencia de lo que se hace. Conosco gente divorciada que tiene relaciones con otras personas y nunca han expuesto a sus hijo, es de sentido común. Lucia no esta juzgando a la madre por ser mujer, lo que esta haciendo es atraer la atención a un problema muy actual y es la falta de responsabilidad de los adultos sobre los datos e imagenes que se cuelgan en internet cuando hay menores por medio. A mi como madre y profesional del mundo jurídico me preocupa mucho este tema, porque no se puede confiar en nadie, hay que estar siempre alerta para evitar seacuestros, abusos, muertes de niños y adolescentes. El mundo se ha convertido en un sitio muy peligroso para los niños, que son obligados a vivir situaciones nada aconsejables.

  7. vesnie
    30 diciembre, 2012 at 15:45

    ja ja ja ja ja

    No es es que el tema me haga gracia, pero sí las diferentes formas que los humanos tenemos de comprender la vida. Pasad una buena tarde!
    saludos

  8. eva
    30 diciembre, 2012 at 15:49

    Ana Belén, no se trata de confiar, ¡se trata de conocer! La chica no sabía ni su auténtico nombre, ¡por favor! Tenemos que cuidar a nuestros hijos.
    Desde luego, el que cometió el delito fue él y la madre tiene que estar muy arrepentida y ese sufrimiento no se le va a quitar en la vida, pero tener las redes sociales abiertas con las fotos de nuestros niños dan pie a estas cosas. No sólo nos lee gente maja, como pensamos, sino cualquiera. Hay quien pone a su bebé bañándose porque lo último en lo que piensa es en que nadie pueda tener un pensamiento sucio de esa imagen, ¡pero los hay!
    Estoy convencida de que este elemento estaba buscando a una niña y le vino muy bien el perfil confiado de su madre para cumplir con su incalificable cometido. Para mí es un caso de tráfico de bebés ó incluso de órganos y él buscó a una mujer sin pareja con una criatura pequeña. Por eso mismo tenemos que ser responsables, conociendo bien a las personas con las que juntamos a nuestros hijos y sobre todo protegiendo a los niños. ¿Acaso dice una criatura que quiere salir en una red social? ¿Tú qué sabes si cuando tenga uso de razón le va a sentar como un tiro ver todas sus fotos en una red social? Hay algo que se llama derecho a la privacidad y los menores, al ser los más desprotegidos, se merecen todo el celo.
    Mely lo ha explicado muy bien, quizá cuando tenemos estudios jurídicos vemos las cosas de otra forma por los entornos con los que nos tenemos que familiarizar. Yo estoy cansada de ver casos en los que por la despreocupación de los padres lo pagan los niños, y me irrita mucho.
    Y no es machismo, chicos, no es machismo. Son las estadísticas las que alertan que el mayor maltratador de niños es el compañero de la madre. La compañera del padre, tal vez porque también pare, tiene un porcentaje ínfimo de maltrato en nuestra sociedad. Las estadísticas son así y debemos utilizarlas como ayuda, no es cuestión de quejarnos aquí de que un hombre con muchas mujeres es un macho y una mujer con múltiples novios es una fresca.
    Saludos a todos.

  9. MCarmen
    30 diciembre, 2012 at 15:56

    Ayer dijeron en televisión que llegaron a convivir un mes y que este tipo engañó a la madre y toda su familia. Para él, el engaño es su forma de vida. Claro que la madre debería haber tenido más cuidado, pero no me parece que sea justo culparla o juzgar su vida anterior. En el caso Bretón fue el propio padre quien cometió el crimen, y por desgracia ha habido más de un matrimonio o relación estable que ha terminado con el asesinato de los niños.
    En este caso también creo que el móvil fue vender a la niña más que hacer daño a la madre, pero sea como sea, lo que está claro es que cuando a un loco de estos se le va la olla, hay poco que hacer. Tomemos nota para que no nos pase, vale, pero el tono de reproche y recriminatorio hacia la madre no me parece el más adecuado. Creo que lo que le ha pasado le deja bien claro dónde ha estado su error, y tendrá que vivir con ello durante toda su vida.

  10. eva
    30 diciembre, 2012 at 16:01

    Pues sí, Mari Carmen, la madre lo va a pagar muy caro. Por ello este caso nos debe servir como ejemplo para que no nos pase. Es mejor aprender de los errores de los demás que de los propios.
    Es que es ver las fotos de la pequeña Mirian y todo esto saca lo peor de mí. Una vez más, una criatura inocente pagando los errores de otros. ¡Es tremendamente injusto! Aquí la principal víctima y la que más pierde es Mirian.
    Lo de hacer daño a la madre yo lo descarto. Apenas la conocía, ¿para qué iba a querer dañarla? Su perfil parece el de un tipo muy frío, camelador, con encanto superficial: el típico psicópata.

  11. L. Sánchez
    30 diciembre, 2012 at 16:15

    Es un artículo machista e insensible. Extremadamente insensible e injusto.
    La mujer siempre es la culpable, ¿no?…
    ¡Ya está bien! Seguro que nadie está sufriendo más que ella. Y en vez de arremeter contra él, que es el asesino y el único culpable de la muerte de esa niña, arremetes contra una de sus víctimas, porque ella también es una víctima.
    No veo que castigues al asesino. Dejas al asesino tan fresco. Esa es la actitud habitual en este país. Que pague la víctima mientras justificamos a asesinos y maltratadores.
    Gracias a gente que opina como tú nos encontramos con noticias y artículos redactados contra las víctimas y a favor de los agresores.
    Aquí sólo hay un culpable y no es la madre.

    • eli
      30 diciembre, 2012 at 21:02

      yo creo que no te has leído el artículo…. si tienes hijos, tienes que velar por sus intereses (ya seas madre o padre)y no exponerlos a cualquiera. Y lo que parece que mucha gente no entiende es que todos nuestros actos tienen consecuencias /ya seas hombre o mujer), y para esta pobre madre las consecuencias de haber confiado en una nueva pareja han sido durísimas

  12. eva
    30 diciembre, 2012 at 16:38

    La actitud del asesino es obvia: es un psicópata.
    Y aquí la víctima es Mirian, no nos equivoquemos.
    Por milésima vez: la madre no es culpable, pero tiene su parte de responsabilidad. ¿Ó tú harías lo mismo?
    En este país también es habitual el populismo.
    Saludos.

    • L. Sánchez
      30 diciembre, 2012 at 17:05

      La madre también es víctima.
      El único responsable del asesinato es el asesino.
      Es cruel e injusto arremeter contra esta mujer, y más aún cuando lo que necesita es comprensión y empatía.

      • eva
        30 diciembre, 2012 at 18:12

        Buena falta le va a hacer de ahora en adelante. Realmente, no me gustaría estar en su lugar.

        • eli
          30 diciembre, 2012 at 21:03

          Eva, yo estoy contigo: todos nuestros actos tienen consecuencias (a veces buenas, y a veces malas), la culpa de la muerte de la niña la tiene el asesino, pero la madre también tiene parte de responsabilidad

          • eva
            30 diciembre, 2012 at 22:53

            Pues sí, Eli, pero parece que ahora hay que ser políticamente correcto y que la gente no lo quiere ver.

  13. Gemma
    30 diciembre, 2012 at 19:14

    Yo creo que el articulo se puede interpretar de muchas formas, en mi caso cojo lo que me interesa más y es tener mucho más cuidado todavía del que ya tengo puesto que como se ve la realidad siempre puede superar a la ficción, los padres SI que tenemos la obligación de velar por nuestros hijos hasta que se basten por ellos mismos, y todos nuestros actos les van a repercutir a ellos de alguna manera. La madre confió en este personaje porque en un momento de dificultad para ella como fué la muerte de su abuela ella vió tambien que “daba la talla” creo que a muchos nos podría haber pasado la verdad… si fué a la casa de este chico después de que el estuviera en la suya una semana supongo que pensaría que ya habría un cierto conocimiento para ir con su hija, no creo que ella tenga la culpa de los engaños que maquino el individuo, lo de cambiarte el nombre es sencillisimo, lo único que puedes hacer es en un descuido mirar su documento de identidad y es evidente que eso no se puede hacer salvo que caiga en tus manos por casualidad, esta es mi opinión, la victima es esa pobre criatura, la madre, los familiares y desde luego, lo que les queda por vivir es muy duro, mejor será dejarse de juzgar demasiado, un saludo a todos.

    • eva
      30 diciembre, 2012 at 22:59

      Gemma, es que es un tanto sospechoso no haber visto nada con el nombre que te ha dado tu “pareja”. Ni el buzón con su nombre, ni el DNI…
      Claro que el culpable es él, pero para ser madre hay que tener un poco de conocimiento.
      Ciertamente, ella lo estará pagando muy caro toda su vida.
      Lamentable.

  14. Jota Erre
    30 diciembre, 2012 at 20:21

    Insistes en responsabilizar a la madre, y como dices en el patético artículo, por ser demasiado caliente.

    No te enteras, pero el único responsable secuestró a la niña, salió huyendo con el coche. Eso le puede pasar a cualquiera, tenga ganas de hombre o no.

    Solo comparto contigo la aceptación que haces de tu machismo carca, está bien que lo reconozcas porque lo demuestras sin ningún rubor.

    Es lo que tiene internet, cualquiera puede escribir y considerarse escritor. Tremendo.

    • eli
      30 diciembre, 2012 at 21:04

      tu no te has leído el artículo…..

      • eva
        30 diciembre, 2012 at 22:55

        Aparte de que no se lo ha leído, caliente la llama él. Yo puedo argumentar y dar mi opinión sin necesidad de ofender a una persona.
        De ser machista a ser carca hay un gran trecho y si ser carca es no ver normal exponer la vida de tus hijos, lo soy con mucho orgullo.
        Lo de que le puede pasar a cualquiera… seguro que a mí no me pasa, no tengas miedo.

  15. Alfredo
    30 diciembre, 2012 at 22:41

    “Es lo que tiene internet, cualquiera puede escribir y considerarse escritor. Tremendo.”
    Gran razón tienes, cualquier imbécil puede disfrazar su odio y su machismo de denuncia de supuesto machismo contra una bloguera que expone y argumenta con sentido común.
    No se porque vengo observando desde hace tiempo que hay muchas mujeres que por el simple hecho de ser mujeres se creen que están bendecidas con un halo divino de invulnerabilidad que las protege de cualquier peligro. Y asi veo mujeres que llevan a un bebé con una mano y con la otra un perro de raza peligrosa sin bozal, mujeres que cruzan la calle con el bebé en brazos habiendo un camión dando marcha atrás, mujeres que dejan a los niños un rato en el coche con las ventanillas cerradas exponiéndolos a una agonia terrible y mortal si consumen todo el oxígeno del habitáculo o a mujeres que teniendo una hermosa acera pasean con el carrito del niño por enmedio de la calzada. Un conductor puede tener precaución (la que debería tener precaución es la madre) pero un coche es una máquina que puede fallar, puede fallar el freno o la dirección.
    En el caso de la triste noticia que se comenta la madre comete la imprudencia de exponer a sus niños a la proximidad de un desconocido que conoce a través de internet, medio infestado de individuos de la peor calaña a la caza de pardillos y pardillas.
    Claro que el culpable es el asesino pero hay que exigir RESPONSABILIDAD, SENTIDO COMUN Y UN POQUITO DE CEREBRO a las personas que deciden tener hijos. Y si no son capaces de cuidarlos que los den en adopción.
    Cabría tambien exigir menos laxitud en las leyes penales españolas con pedófilos y con cualquier persona que pueda atentar contra la integridad o los derechos de un niño. Hay que exigir más dureza y cumplimiento íntegro de las penas.

    • eva
      30 diciembre, 2012 at 22:57

      Alfredo, ¡cuánta cordura! Pero hay gente que no sabe argumentar, sólo insultar y decir que lo que no es políticamente correcto es machista.
      Un hijo no es un tamagotchi y sí, me cuesta empatizar con la madre de la niña, aunque no quede bonito decirlo. Hay que tener cabeza. Si quieres hacer lo que te da la gana, no tengas hijos. Pero hay personas que lo quieren todo y eso tiene consecuencias.
      Saludos 🙂

  16. Jota Erre
    30 diciembre, 2012 at 23:16

    Pues eso, el no imbécil y la heredera de Bernarda Alba, que no pueden entender que una mujer con hijos, y sin pareja, pueda conocer a otra persona y querer rehacer su vida.

    Y si tiene la osadía de intentarlo, pero es engañada, le secuestran la hija, y para colmo la asesinan, es corresponsable con el asesino, ya que todo se produjo por las irremediables ganas de sexo de la madre. Es increíble.

    Está claro, son tiempos carcas y vosotros simplemente os aclimatáis a ellos.

  17. L. Sánchez
    30 diciembre, 2012 at 23:41

    Espero que quienes acusan a la madre investiguen con gran minuciosidad las guarderías y los colegios a los que vayan a ir sus hijos (por supuesto antes de que estos nazcan, para que el tiempo de conocimiento sea el necesario), para descartar la existencia de psicópatas y pederastas en sus plantillas… Porque si no, las culpables serán ellas por no ser adivinas…

    • Jota Erre
      31 diciembre, 2012 at 00:05

      Tu fíjate que el no imbécil argumenta una serie de graves peligros para los niños y que siempre son las madres las que los exponen, las que deben tener cuidado. Nunca el padre. Es muy significativo.

      Y la que no empatiza con la madre y la quiere enclaustar le alaba el sentido común.

      Sencillamente patéticos.

  18. 31 diciembre, 2012 at 00:52

    Hola, después de todo este debate yo sólo tengo una pregunta que me gustaría que me contestaras: ¿la madre había colgado fotos de su hija en esa red social en la que se conocieron?.. Gracias

    • eva
      31 diciembre, 2012 at 00:55

      Hay fotos de la niña colgadas en todas las redes sociales de la madre.

  19. Yotambiensoymadre
    31 diciembre, 2012 at 00:53

    Bravo por Jota Erre y L. Sánchez!!

    Entonces, según ustedes los padres de Marta del Castillo son responsables de que la vida pusiera a “Carcaño, Cuco, Samu…etc” en el camino de su hija Marta, y Ruth Ortiz es responsable de estar toda una vida con Jose Breton y decidir tener hijos con el para que luego éste hiciera lo que ha hecho con los crios, o los padres de Sandra Palo, son responsables de que unos descerebrados cogieran a su hija en la parada del autobus para posteriormente llevar a cabo el peor de los asesinatos, o los padres de Mariluz Cortes, son responsables ellos del vecino malnacido que tuvieron???? Y un laaaaaargo etc…
    Me parece increíble el punto de vista que tenéis sobre segun que cosas… Que triste!!!!

    • BRT
      3 enero, 2013 at 14:28

      Yotambiénsoymadre, no se que clase de madre es usted, pero yo no dejaría a mi hija de 3-4 años salir a la calle sola ni a comprar patatillas al kiosko de enfrente (como fue el caso) haya o no haya malnacidos en el barrio (que siempre alguno hay).

  20. 31 diciembre, 2012 at 09:19

    ¿Tener ganas de hombre? En eso has resumido y la has culpado, el delito de esta pobre chica, es que es pobre, porque hay mucha famosa por ahí, que tiene hijos de diferentes padres pero todo es por amor, esta chica como no tiene un duro, ya le hemos quitado hasta la custodia de los niños.
    Claro que es facil engañar sobre quien eres, donde vives y qué pretendes. Sin ser criminóloga, yo te puedo decir lo que ha pasado, este chico estaba en la cárcel, allí aprendió nuevos delitos y vender niños, está a la orden del día.
    Se dió cuenta de lo sencillo que era, lo orquestó y encontró a una persona, que no tiene ganas de hombre, sino de compañia, de encontrar un compañero para toda la vida y por eso se las creyó una detrás de otra. Este hombre planeó, perpetró un secuestro, que como la mayoría no le salen bien y acabó con la muerte de un bebé. Y salen los vecinos a decir que ella era ligera de cascos, que manía de no mirar lo que tenemos puertas adentro y si criticar a los demás.
    Por lo tanto a esta chica le pasó que no tiene dinero y por eso se permiten a hablar así, si hubiese sido maestra o médico, dirían que la engañaron con estudiadas tretas y que pobrecita de ella. Ahora se dice que lo va a pagar muy caro, pero bueno, es que se lo merece, porque cómo subía fotos de su hija en redes sociales. Y así nos va, que este chico en cinco años estará fuera y en prisión se sacará masters en nuevos delitos. Eso no preocupa a nadie.

    • Yotambiensoymadre
      31 diciembre, 2012 at 14:28

      Oleeeeeee!!

    • Gemma
      31 diciembre, 2012 at 18:01

      Alicia, tienes mucha razón.

  21. lucía
    1 enero, 2013 at 14:37

    yo tampoco lo entiendo. hay peligros evitables y no evitables. salió en la prensa que ni su prima sabía quien era el padre de la hija.no es ser machista, es sentido común. si eres pobre y segun tu te quitan los hijos por ser pobre, puedes seguirlos teniendo por compañía? venga ya. si necesita tanto cariño, q llame al telefono de la esperanza, pero q no meta tíos en casa cada vez q le apetece. hay veces q los problemas te los buscas y q son evitables. a mí me da tanta rabia la madre como el asesino porque ella contribuyó siendo una irresponsable. además ha salido que en esos días en el cortijo apenas le dio de comer a la niña, qué buena madre, pero como según vosotros es una pobrecita, ahora para consolarse que la preñe otro nuevo y tenga más hijos.

  22. Cristina
    2 enero, 2013 at 10:01

    Cuando estaba leyendo el artículo ya me imaginaba que la polémica sería de la gorda. Estoy de acuerdo con el contenido, igual no tanto con el tono, pero sí creo que tenemos que aprender de todo, y como dice Eva, mejor de los errores ajenos que de los propios. Mi pareja tiene dos hijos. Desde que empezamos la relación hasta que los conocí pasaron 7 meses, y más de un año hasta que conviví con ellos fuera del ámbito familiar. Solo creo que la prudencia es sabia, en todos los ámbitos de la vida, y los tiempos están para algo, aunque no estén de moda. Todos tenemos derecho a rehacer nuestra vida, hombres y mujeres, a salir, divertirnos y conocer gente, pero siempre con sentido común, basta con exponernos a nosotros mismos a los peligros de la calle, pero evitemos exponer a los indefensos.

  23. Ser educadora
    3 enero, 2013 at 18:35

    Pues a mi me gusta el artículo y tiene toda la razón. Cada vez la gente es más inconsciente del mundo que le rodea. Yo todavía no comprendo como se puede perder la cordura en algo como ‘los hijos’. Y si, como se ha comentado’, la mujer no tiene medios económicos pues la abstiencia es gratis, pero no sigas trayendo niños al mundo si aun encima no los puedes mantener y mucho menos si te dedicas a ir de picos pardos con tu hija de año y medio a cuestas con una persona que conoces de un mes (o menos).

    A mi estos casos me dan mucha rabia, yo entiendo que la mujer lo ha de estar pasando fatal y esto es una huella que se queda grabada a fuego en tu vida, pero Dios da pan a quien no tiene dientes….. y yo sé por que lo digo.

  24. MCarmen
    10 enero, 2013 at 16:57

    Pues a mí me sigue sonando a “te lo has buscado; apechuga” e insisto en que no me parece justo ni de recibo este tono. El error en este caso ha sido confiar, tanto la madre como toda la familia. Así de bueno sería el mentiroso este que tantos delitos había cometido antes gracias a sus engaños y malas artes, luego no fue esta madre la única víctima de este delincuente, aunque los delitos anteriores no fueran ni la mitad de graves.
    Algunas frases del artículo y de los comentarios me recuerdan al típico “si no quería que abusaran de ella, que no se hubiera puesto esa minifalda”. Nos acostumbramos cada vez más a tomar medidas para prevenir un posible ataque, y está bien ser precavidos. Pero hablar más de la víctima que del delincuente, como en este caso, para prácticamente culpabilizarla por lo que ha pasado y verlo además como algo obvio, casi normal… no lo entiendo. El cabronazo es él. No tiene nombre lo que ha hecho. Si no quería hacer daño a la madre ¿era necesario abusar sexualmente de ella antes de secuestrar a la niña? Si su plan de vender a la niña le salió mal ¿era necesario matar a la niña? Podría haberla dejado en cualquier puerta, pero viva. Así, en caso de que le pillaran, su pena habría sido menor. ¿Se ha metido en este lío porque le han salido mal los planes? Este tío está mal de la cabeza y punto. Y si no hubiera sido esta mujer, habría sido otra más adelante. Se habría camelado a cualquier otra, sólo hacía falta dar con el perfil adecuado.

    Una vez que ha pasado una desgracia las demás personas nos creemos muy listas, no damos crédito a que haya podido ocurrir, pero sigo pensando que tanto en este contexto (Internet) como en otro, todos los usuarios somos susceptibles de que nos pueda ocurrir, así que, un poco de empatía nos vendría bien. No creo que por muy buenos padres que nos creamos, seamos capaces de proteger a nuestros hijos al 100% en todo momento. Para eso sería imprescindible que este tipo de individuos (me refiero al psicópata este) desaparecieran de la faz de la tierra. Y, por desgracia, ahí están, donde menos lo esperamos y en quien menos lo imaginamos, por eso precisamente son psicópatas y por eso precisamente hay casos en los que consiguen salirse con la suya.

    • Eva Álvarez
      10 enero, 2013 at 18:00

      Hola Mari Carmen. Te suene a lo que te suene, las cosas no son así. El culpable es él, ella sólo ha incurrido en una irresponsabilidad que en ningún caso puede justificar la muerte de la niña.
      En cuanto al psicópata, puedes encontrar varios artículos en los que hablo de él. Hacerlo aquí también sería redundar.
      Yo sólo he escuchado al criminólogo de Ana Rosa decir que la madre fue violada. Si esto es cierto, no veo de recibo que ese hombre tenga que conocer datos del sumario.
      Y por supuesto, este artículo habla sobre la realidad que nos han mostrado los medios, que nunca es exacta porque no se ha accedido a la totalidad de los datos. Desde luego que es probable que al conocerla se pueda pensar de otra forma, esto pasa muy a menudo.
      Un saludo.

Comments are closed.