Cómo adelgazar 4 kilos en 7 días

Cómo he adelgazado cuatro kilos en una semana

Sin dietas sin hambre sin ejercicio sin pastillas

 

Todo empezó a mi vuelta de Colombia. Me había pesado antes de ir a Colombia porque a mi hija le tenían que vacunar y para saber la dosis había que pesar a la niña. Ya que estábamos, aproveché para pesarme yo. Pesaba siete kilos que cuando me casé.

A la vuelta de Colombia volvía a pesarme y atención: en ocho días había vuelto a engordar más de cinco kilos.

¿Cómo se pueden engordar cinco kilos en ocho días?

Fácil

Como quizá recordéis, estaba por el Amazonas, razón por la cual no podía elegir dónde y cuándo comía. Comía lo que me daban y dónde podía. En Leticia no hay restaurantes precisamente, y aunque en otros sitios sí los hubiera, iba acompañada y no podía ir eligiendo lo que quería comer, ni era tan fácil. De forma que esos ocho días cambié drásticamente de hábitos alimenticios

 

En primer lugar en Colombia casi no bebí agua. En Colombia no se puede beber agua del grifo, hay que beberla embotellada. Al menos un español no puede beber agua del grifo en Colombia ni en Cartagena so pena de pillar la colitis de su vida, como la que pillé yo hace dos años en Bogotá. No hemos desarrollado la defensa contra los microorganismos del agua de allí. Te lo digo por experienciaY la embotellada es cara. Y en la zona de Leticia estuve en muchos sitios en los que ni siquiera disponías de agua embotellada, mucho menos de un dispensador de bebidas. Así que bebías lo que te dieran, normalmente jugos. Los jugos son zumos, me decían. Bueno, no siempre.

En realidad el jugo que te ponían en una jarra podía ser cualquier cosa menos un zumo licuado en licuadora. Podía ser la piel de la piña o de cualquier otra fruta hervida, a la que le habían añadido azúcar. O podía ser una mezcla de frutos .Por ejemplo, se mezcla la pulpa de copoazú con azúcar al gusto. En general, los jugos son pulpas de frutas, agua y azúcar.

Es decir, entre jugo y jugo estaba constantemente bebiendo azúcar.

En cuanto a lo que se comía, allí, en la Colombia amazónica,  es muy común comer la “bandeja paisa”. Esto es: Un plato contundente que consiste en servir los fríjoles y la carne molida con arroz blanco, huevo frito, chicharrón, chorizo, tajadas fritas de plátano maduro, aguacate y arepa. La arepa es una especie de pasta de maíz frita. También se puede acompañar con patacones (plátano frito) o yuca frita. Casi siempre lo servían sin aguacate. Más de 4600 calorías por plato.  Y atención,  éste plato no se comía una vez al día, no. Es lo que se comía para comer, desayunar y cenar.  En la versión amazónica, no lleva huevo.

Ha habido dos días al menos en que lo comí tres veces al día, porque no había otra cosa: Los mismo en la mesa para desayunar, merendar y cenar: arroz, patacones, yuca frita, carne molida, frijoles.  Y todo regado con jugo de copoazú o con jugo sin más (azúcar, azúcar, azúcar)

 

Teóricamente todo esto se fríe en aceite de palma puro, pero dudo mucho que las bandejas que comí yo se prepararan con tanto cuidado.  Debía ser aceite de palma industrial.

De forma que cuando regresé de Colombia no es ya que estuviera gorda, es que estaba directamente enferma. Me dolía muchísimo el estómago y tenía unos gases que no había conocido desde que estuve embarazada, tenía los pies hinchados, me costaba andar, me sentía mal. Mi hija estaba exactamente igual

Me veía obligada a hacer una dieta relámpago por la sencilla razón de que mi ropa ya no me servía.

La última vez que hice una dieta relámpago fue precisamente para mi boda. Y fue la dieta Dukan. Funcionó. No recuerdo los kilos que adelgacé, sí recuerdo que cabía en el traje.

Pero la dieta Dukan tiene un problema

A mí no me gusta comer carne

No es que sea estrictamente vegetariana pero no como carne sí puedo evitarlo.

 

 

Cuando los comensales conscientes miran profundamente la comida que están a punto de tomar, ven más allá del borde del plato. Ven el daño que ciertos alimentos de origen animal pueden causar en sus organismos: el elevado riesgo de cáncer de colon derivado de la ingestión de carne roja o carnes procesadas, por ejemplo, o el alto riesgo de enfermedades cardiovasculares que provoca la grasa saturada que encontramos en la carne y los productos lácteos. Y también tienen presente la peligrosa influencia destructiva que la producción de carne y la industria láctea ejercen en el medio ambiente.

 

Es una cita de los doctores Thich Nhat Hanh y Lilian Cheung

 

Así que empecé una dieta relámpago que en realidad no era una dieta.

Veamos lo que es una dieta

 

dieta1

Nombre femenino

  1. 1.

Control o regulación de la cantidad y tipo de alimentos que toma una persona o un animal, generalmente con un fin específico.

  1. 2.

Conjunto de sustancias alimenticias que un ser vivo toma habitualmente.

 

Si nos atenemos a la definición 1, que es la más común yo no seguí ninguna dieta, dado que en mi caso no hubo ningún tipo de control o regulación. Yo no he pesado alimentos ni los he controlado ni nada por el estilo. He comido y bebido exactamente lo que me ha apetecido. Pero el caso es que me apetecían cosas muy particulares, porque me encontraba mal. Tampoco son las que tomaba habitualmente hasta ahora dado que habitualmente, antes de ir a Colombia, me alimentaba en general de pescado fruta y verdura, y ocasionalmente del chocolate y los donuts de mi hija.

Pero como me encontraba tan sumamente mal tanto por dentro como por fuera, hice un cambio drástico

Me encontraba mal por fuera dado que cada vez que me miraba en el espejo me veía horrible. Evitaba los espejos y no me quise sacar fotos en Colombia

 

Me encontraba mal por dentro porque me dolía el estómago, tenía gases, casi no podía andar de lo hinchados que tenía los pies (por la retención de líquidos), estaba cansada todo el rato y me dolía la cabeza

 

Así que volví a los principios de mi tierna juventud cuando fui vegana y más tarde macrobiótica, y por puro instinto, decidí comer lo que mi cuerpo me pedía

Básicamente me he estado alimentando de

Miso

Piña

Pepino

Jengibre

Té verde

Zumo de limón

Soja

Bambú

Puerros

Setas

Algas

Y Tofu

Todo, por cierto, de cultivo ecológico, excepto la piña y los pepinos que son de la frutería de al lado de mi casa, y el bambú, comprado en el supermercado chino de al lado de mi casa.

 

En realidad esto no tiene nada de macrobiótico porque según la macrobiótica las frutas que no son locales jamás se deben consumir, pero en un alarde de imaginación he decidido que la piña es local porque es de Canarias (ejem) En realidad estaba consumiendo piña sencillamente porque es la fruta que más me gusta y porque es depurativa. Casi con seguridad ahora que es temporada de fresa, me pasaré a la fresa.

Así durante siete días. Sin calcular cantidades ni horarios. Simplemente, cuando tenía hambre, comía. Si iba a salir y calculaba que tendría hambre, me llevaba comida en un recipiente (en general jengibre, bambú y tofu). Cocinaba de cuando (sopa de miso, tofu y puerros y bambú con setas) y bebía a todas horas. Siempre que sentía hambre, comía.

Y una semana después, había perdido cuatro kilos

Mi intención es seguir alimentándome así durante un mes. Lógicamente incorporaré más alimentos y recetas. Esta semana no he comido otra cosa porque no me apetecía comer otra cosa y porque con todo el lío de los ensayos no tenía tiempo para cocinar.  Al cabo de un mes publicaré exactamente los kilos que he perdido (con registros del peso de al lado de mi casa) y también mis análisis médicos. Pero entre tanto no quiero escuchar si esto es sano o no lo es

En realidad, sigo exactamente las recomendaciones de la OMS. Consumo proteínas (miso, soja y tofu) hidratos de carbono  y fibra (jengibre, bambú, salvado, algas), fruta y verdura. Es cierto que durante una semana prácticamente no he consumido grasas, pero  no es menos cierto que tengo grasa acumulada para sobrevivir un mes.

 

 

 

 

 

 

8 comments for “Cómo adelgazar 4 kilos en 7 días

  1. Vainilla
    30 Abril, 2014 at 09:10

    Este tipo de alimentación me ha mandado mi homeópata para mejorar asma y alergias, me falta tomármela más en serio, resulta difícil. Podrías explicar como cocinas el miso?

    Perder 4kg con esa rapidez tb puede deberse a haberlos cogido muy rápido. En cualquier caso sigue informándonos 🙂

  2. José Torres Torres
    30 Abril, 2014 at 09:17

    Thich Nhat Hanh no es médico, es monje budista, aunque sí ha publicado un libro sobre el comer conscientemente. No es un personajillo cualquiera, fue candidato al nobel de la paz, promocionado por M. Luther King. El es en cierta manera, inspirador del movimiento “mindfulness” que está ahora surgiendo en psicología y coaching. Te recomiendo encarecidamente leer “Full Catastrophe Living” de Jon Kabat-Zinn, si te interesa saber de qué va todo esto. No es autoayuda, no es “woo-woo talk” como dicen los yankis. A veces te escucho hablar en la radio y pienso que no te vendría nada mal leerlo. El libro solo contiene práctica, aséptico, laico, inodoro, incoloro, sin problemas…. pero luego, una vez asimilado, estalla en tu interior y no deja nada, nada en pie.
    Suerte.

  3. 30 Abril, 2014 at 11:11

    Tienes razón y lo corrijo. No es médico. El libro lo he leído, en inglés, y la cita la he sacado de internet porque no tengo el libro a mano ya que me lo prestaron en su día. Debería volver a leerlo voy a ver si está en amazon

    Cocinar miso. Hierves agua y echas el miso pero OJO el miso no debe nunca hervirse. Solo echarlo en agua que ya ha sido hervida

    La sopa de miso es tan simple como
    cortar puerros o cebollinos en juliana
    hervir puerros o cebollinos
    y luego en ese caldo que contiene los vegetales, añades miso y tofu si quieres

    recetas para salsas con miso hay muchas, por todo internet

    a mí particularmente el sabor del miso me vuelve loca así que para mí es un lujo comerlo, porque me gusta. Yo solo como lo que me gusta, me guío por el instinto.

  4. 30 Abril, 2014 at 11:12

    Lo cierto es que yo la primera dieta macrobiótica que hice la hice para eliminar una alergia, y funcionó.

  5. Rizzen
    30 Abril, 2014 at 15:01

    Lucia, creo que deberías aclarar que el problema de la Dunkan no es solo que no te guste la carne sino que es una dieta bastante dañina a largo plazo 🙂

  6. Isa Belma
    30 Abril, 2014 at 18:09

    Lucía, ¿cómo tomas el jenjibre? yo suelo usarlo como aderezo en sopas, cremas, pescado,… pero me resulta demasiado fuerte para comerlo “a bocados”. Y el bambú? hervido quizá?
    He tomado la determinada determinación (a ver si escribiéndolo me determino aún más) de iniciar un cambio en mi alimentación este mes de mayo con el propósito de mejorar mi salud (disminuir la fatiga, el peso, las retenciones, las toxinas,… y aumentar en energía y alegría). Alimentación saludable, lectura y escritura, paseos con mi perrita Naia,… Necesito un cambio urgente, romper el círculo vicioso en el que me hallo sumida. ¡Ojalá consigamos mejorar nuestra salud!

  7. Juan Pablo
    30 Abril, 2014 at 20:04

    Gracias, Lucía!!! No me declaro vegetariano, porque cada vez que lo hago, siempre hay alguien que me dice “pero si tomas café con leche, entonces no lo eres”. Lo que NO soy, es un extremista, en nada. Pero sí que me alimento de la forma que más feliz me hace, y siguiendo mi instinto. No como carne, y creo que éso no me hace perder ninguna “vitamina o proteína”. Se puede comer sano, macrobiótico o como se le llame, y quizàs hasta sin la finalidad de querer bajar de peso, Simplemente que al comer con conciencia, el mismo organismo que tan sabiamente nos dió la naturaleza, encontrará el equilibrio y nos dará la salud o la forma física que nos corresponda. Saludos y felicitaciones!

  8. Mónica
    1 Mayo, 2014 at 10:29

    Tu entrada me ha parecido muy interesante. Empecé a comer de forma consciente hace un par de meses a partir de leer el libro Una Dulce Revolución de Josep Pàmies y la verdad es que ha sido todo un cambio de mentalidad porque me he empezado a preocupar de verdad por lo que como, de dónde viene y qué me aporta. Y lo mejor no sólo es que pierdes peso sino que además te sientes mejor mentalmente. Los cambios los he ido introduciendo poco a poco según me ha pedido el cuerpo, por ejemplo, dejar el azúcar y tomar infusiones después de la comida y tomar productos ecológicos dentro de lo posible. Al final no se trata sólo de comer sino de alimentarse y nutrirse con la comida. Espero que nos sigas informando de tus progresos y gracias por decirnos cómo se prepara la sopa miso.La probaré.

Comments are closed.