carta abierta a Javier Cercas

Resultado de imagen de javier cercas feminista

 

Javier Cercas ha escrito hoy un artículo en EL PAÍS sobre feminismo. Le agradezco muchísimo su apoyo a la causa, pero creo que hay algunas frases en el artículo que, como mínimo , se prestan a ser carne de debate

Dice Javier Cercas
“No entiendo que, después de siglos y siglos de maltratos y explotación despiadados, las mujeres sigan aguantándonos, sigan queriéndonos y cuidándonos.”

Usted da por hecho que todas las mujeres aguantamos , queremos y cuidamos a los hombres. Nos asigna un papel de cuidadoras y soportes emocionales. Yo no cuido a ningún hombre, señor Cercas. Tampoco aguanto a ningún hombre. Porque los hombres con los que me relaciono son gente encantadora, cuya compañía disfruto. Si tuviera que “aguantar” su compañía implicaría que no me era grata. Y precisamente soy feminista porque no quiero tener que aguantar nada. En cuanto a querer a los hombres, quiero a algunos y a otros no. Lo mismo me pasa con las mujeres

Dice Javier Cercas:
“Pero he observado que algunas cosas pueden resultar útiles; por ejemplo, tener una hija adolescente. De hecho, un amigo mío la tiene y, aterrorizado ante los peligros que la acechan, ha creado una Asociación de Padres de Hijas cuyo símbolo es una podadera y cuyo lema el siguiente: “Capar, capar, capar”. Vamos por buen camino.”

En primer lugar, señor Cercas, su amigo debería ponerse a favor de los derechos de la mujer por una simple cuestión de igualdad, no porque tenga una hija. Yo estoy a favor de que se respeten los derechos de los negros y los gitanos, y no tengo un familiar negro ni gitano.

En segundo lugar, como madre de una hija de trece años, le diré que la solución no pasa por capar. Pasa por empoderar. Pasa por enseñar a las mujeres a defenderse por sí solas. Porque si una hija aprende que debe depender de su padre para defenderse, de mayor dependerá de su marido para defenderse. Y nunca será una persona autónoma.

No, no van ustedes por buen camino. Así no.

Le escribo esto desde el máximo respeto, agradecimiento y admiración, y le agradecería que reflexionara al respecto

Un cordial saludo