Qué nos cuentan los anuncios sobre las mujeres

Las mujeres aprendemos desde una edad muy temprana que debemos invertir cantidades ingentes de tiempo, energías y, sobre todo, DINERO, en alcanzar un ideal.
everybody-is-beautiful
 
Y que debemos sentirnos avergonzadas y culpables cuando fracasamos.
 
Esta perfección es es inalcanzable.
Nadie tiene este aspecto, ni siquiera las propias modelos de la publicidad.
Las adolescentes occidentales pasan una media de
31 horas semanales viendo la televisión
17 horas escuchando música
3 horas viendo películas, 4 horas leyendo revistas
10 horas navegando en internet.
 
Esto, sin tener en cuenta toda la publicidad que nos llega pasivamente, en forma de cartelería en las calles, o anuncios que vemos o escuchamos en la radio o televisión en diversos locales.
 
Y ¿qué nos cuentan los anuncios sobre las mujeres?
 
Nos cuentan que lo más importante es nuestro aspecto físico.
 
Las mujeres aprendemos desde una edad muy temprana que debemos invertir cantidades ingentes de tiempo, energías y, sobre todo, DINERO, en alcanzar este ideal.
 
Y que debemos sentirnos avergonzadas y culpables cuando fracasamos.
 
Esta perfección es es inalcanzable.
Nadie tiene este aspecto, ni siquiera las propias modelos de la publicidad.
 
Cindy Crawford dijo: “Ojalá tuviese el aspecto de Cindy Crawford”. No lo tenía, y era imposible que lo tuviese, porque su imagen fue creada a lo largo de los años a través del maquillaje y el retoque fotográfico.
 
Las niñas beben este mensaje de perfección desde una edad cada vez más temprana.
Pero a la vez, reciben el mensaje de que están condenadas a la derrota.
every-body-is-beautiful
 
Las niñas se sienten a gusto con sus cuerpos cuando tienen 8, 9, 10 años…
Pero unos años más tarde, en cuanto alcancen la pubertad, se darán de bruces con la cruda realidad.
Una realidad que les impondrá un modelo de perfección física inalcanzable.
 
Esta imagen falsa de la realidad les muestra a nuestras hijas que deben someterse a estos cánones misóginos para convertirse, cuando crezcan, en mujeres triunfadoras. Trabajadoras y madres perfectas, envidiadas y deseadas por todo el mundo.
 
Las niñas crecen con la idea de que mujer existe y es alguien porque le gusta a los demás.
Y, sobre todo, porque le gusta a los hombres.
 
Además, todos estos medios fomentan la idea de que envejecer y madurar es malo.
Así pues tenemos que nuestros hijas dejan la infancia antes de tiempo, pero infantilizan su vida adulta con comportamientos inmaduros e irreales.
 
Las consecuencias: anorexia, bulimia, trastronos alimentarios de todo tipo, cutting ( autolesiones), depresiones, ansiedad, falta de autoestima.
 
Nuestras hijas no necesitan competir con las otras niñas, ser más guapas, más altas, más delgadas.
Nuestras hijas son TODAS únicas y maravillosas TAL Y COMO SON.
every-body-is-beautful-3
 
No las forcemos a ser lo que no son, a parecer lo que jamás serían por sí mismas, no las pongamos a régimen o las animemos a seguirlo por pensar que no cumplen con el canon de belleza que nos venden desde la televisión o las revistas.
 
Acompañemos a nuestras hijas desde el respeto.
Para que edifiquen una imagen de sí mismas sana y equilibrada, Para que posean una autoestima sana
Para que sepan valorarse por sus cualidades reales, no solo por su físico.
 
Cada persona es única y no debe ser enmarcada dentro de un estereotipo.
Cada uno tenemos nuestra inteligencia, nuestro cuerpo y nuestras expectativas
Todas son igualmente válidas.
 
https://www.youtube.com/watch?v=5J31AT7viqo