La depresión por Navidad

Carlota me ha llamado, una vez más, llorando. No le apetece nada ir a casa de sus padres en Navidad. Ya sabe lo que le espera. El padre acabará borracho como todos los años, soltando chistes misóginos y homófobos, el cuñado que vota a Podemos se peleará con el cuñado pepero, ambos cuñados, cuando se cansen de atacarse entre ellos, la emprenderán con Carlota porque es vegetariana y ” si sigue así se va a morir” y además ” eso son modas pasajeras y delirios de moderna de ésos que te dan”. Las mujeres de estos señores apenas abrirán la boca en toda la cena. Y la madre de Carlota no perderá ocasión de decir la pena que siente porque su hija, a los casi cuarenta años, esté soltera y aparentemente no vaya a cambiar ese estado.

¡PODEMOS SER PAPÁ NOEL...! [imagen]

En Navidad los casos de ingresos por ansiedad, las llamadas al teléfono de la Esperanza y al servicio de Atención Primaria de salud mental se incrementan entre un 40% y un 50%


Las pasadas Navidades aumentó un 30% el número de llamadas con contenido suicida al Teléfono de la Esperanza, en el que quien llamaba manifestaba explicitamente su intención de suicidarse.

Manuel González Oscoy, catedrático de la Facultad de Psicología de la UNAM, indicó que diversos estudios han demostrado que en la temporada navideña los suicidios aumentan hasta 40%.

Se estima que un 5% de la población española está atravesando en estos momentos un proceso de duelo por una pérdida afectiva reciente y que estas fiestas navideñas serán las primeras tras ese fallecimiento.
Los índices de violencia doméstica aumentan considerablemente en las épocas navideñas, según los expertos.En México se ha calculado que las agresiones domésticas aumentan, atención, un ¡ 200 por ciento! en épocas navideñas. En Estados Unidos, los albergues de atención y refugio para víctimas de violencia doméstica se colapsan en Navidad.

Las estadísticas de la Policía que en época de Navidad y Fin de año aumenta las denuncias por agresiones- entiéndase violencia intrafamiliar, disputas y peleas callejeras – debido al consumo irresponsable de bebidas alcohólicas,.

En Navidad se registra un aumento del 25% en las urgencias y los ingresos hospitalarios, principalmente debido a subidas de tensión, un mal contro de la diabetes, episodios de gota, o trastornos del aparato digestivo como gastritis, gastroenteritis, reflujos…

Mucha gente es feliz en Navidades, a ellos no está dedicados este post. Se dedica a quienes pueden llegar a sentirse realmente mal sólo con recordar esa ‘obligación’ de celebrar algo, cuando no tienen nada que festejar.
Para muchos es insoportable el estrés que provoca el tener que cumplir con una familia a la que no soportan, para otras, el del trabajo extra que supone para muchos cocinar platos especiales al gusto de todos. Hay quien no lleva bien el tener que hacer regalos por obligación a cuñados a quienes secretamente detestan, los hay que sufren el “síndrome de la silla vacía” ( la despresión al recordar en Navidad la pérdida de un ser querido por fallecimiento o ruptura) . Hay personas, muchas personas, que, o bien porque no son muy familiares, o bien porque se llevan mal con su familia, o porque realmente no tienen a nadie con quien celebrar la Navidad, cuando se acercan estas fechas pueden sentirse inusualmente tristes y decaídos. Los que están en paro o tienen problemas económicos acusan más el problema en unas fechas tan consumistas.


Nos han hecho creer que en Navidad que hay que divertirse a toda costa, y por esa razón tantas personas se hunden cuando no están a la altura de unas expectativas que no son propias, sino adquiridas por la sociedad . Sienten que se deberían estar divirtiendo y festejando y se sienten muy mal cuando ven que no es así. Si se marcaran expectativas más acordes con su situación quizá no se deprimirían tanto porque serían realistas y acordes a la realidad que viven. Quizá.

.

1 comment for “La depresión por Navidad

  1. Javier
    24 diciembre, 2014 at 12:00

    Interesante artículo. En mi caso no tengo problemas en celebrar las Navidades. Tan sólo espero que la gente a la que se refiere este artículo, lo pase lo mejor posible y no sucumban ante la presión y depresión que se adueña de ellos en estas fechas.

    Por cierto, Feliz Navidad a todo el equipo de Allegarmag.

Comments are closed.